Cómo hemos afrontado en Vivva la crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus no ha pasado de largo por las empresas. Vivva Centro Especial de Empleo es un claro ejemplo de ello. Juan Lozano, responsable de Vivva, explica en este vídeo grabado para la Fundación Hay Derecho – de la que también es patrono – cómo han transcurrido en Vivva estos 100 días de emergencia sanitaria y cuáles han sido las lecciones que la pandemia nos ha dejado a su paso.

A continuación transcribimos la intervención de Juan Lozano en el vídeo.

 

Leer más

La desescalada para los trabajadores con discapacidad

El proceso de desescalada se ha puesto en marcha en la totalidad del territorio nacional. Para los trabajadores con discapacidad y sus familias será un período que combinará esperanza y preocupación a partes iguales. Para evitar los contagios y reincorporarse al trabajo en las mejores condiciones de seguridad es esencial seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias. En este artículo vamos a intentar resumir las principales recomendaciones que las personas con discapacidad deben tener en cuenta a la hora de volver al trabajo. 

Consideraciones previas para la vuelta al trabajo de las personas con discapacidad

El pasado 16 de abril la OMS (Organización Mundial de la Salud) estableció un conjunto de recomendaciones de cara al proceso de desescalada. Entre dichas recomendaciones se incluía, por ejemplo, la necesidad de detectar el mayor número de casos posible, contar con recursos sanitarios suficientes para atender los casos más graves, minimizar los riesgos en lugares con alto potencial de contagio o establecer medidas preventivas en los lugares de trabajo. Asimismo, en el “Plan para la transición hacia la nueva normalidad” elaborado por el Gobierno, se contemplan un conjunto de recomendaciones dirigidas en concreto a las personas con discapacidad. Se reconoce así la obligación de atender de forma especializada las necesidades de este colectivo durante el período de desescalada. Por otra parte, organizaciones como Plena Inclusión, que han colaborado con representantes gubernamentales en la redacción del citado “Plan para la transición hacia la nueva normalidad”, han elaborado guías que pretenden orientar a las personas con discapacidad a lo largo de este proceso para que reduzcan al mínimo el riesgo de contagios y puedan desarrollar sus tareas con total seguridad. Como suele ser habitual, la variedad de tipos de discapacidad dificulta el establecimiento de unas normas comunes, ya que es necesario atender todas las necesidades de las diferentes personas con discapacidad (personas con discapacidad física, personas con discapacidad intelectual, etc.). Además los efectos del confinamiento han causado en la mayoría de las familias un fuerte impacto emocional. 

Recomendaciones para trabajadores en Centros Especiales de Empleo

Según una encuesta realizada por Plena Inclusión, la situación laboral ha empeorado para el 42% de las personas con discapacidad. Para facilitar su vuelta al trabajo, los trabajadores con discapacidad que prestan sus servicios dentro del marco de los Centros Especiales de Empleo, deberán reincorporarse a sus centros de trabajo atendiendo a diversas recomendaciones. A continuación destacamos las más significativas. 

El regreso al centro de trabajo deberá realizarse de forma que se reduzca el riesgo de exposición de las personas con discapacidad al Covid-19. Es decir, utilizar mascarilla, lavarse las manos con jabón frecuentemente y mantener la distancia social.

 

 

  1. El regreso al centro de trabajo deberá realizarse de forma que se reduzca el riesgo de exposición de las personas con discapacidad al Covid-19. Es decir, utilizar mascarilla, lavarse las manos con jabón frecuentemente y mantener la distancia social.
  2. Los Centros Especiales de Empleo podrán acogerse a las medidas que permitan flexibilizar y agilizar los ERTES, incluyendo entre las causas la imposibilidad de adoptar las medidas sanitarias y de protección necesarias por motivos económicos u organizativos
  3. Los procesos productivos se deberán readaptar para garantizar su compatibilidad con las medidas de prevención y distribución de Equipos de Protección Individual
  4. Se podrán readaptar la duración y los horarios de los períodos de descanso para asegurar el cumplimiento de las medidas de prevención
  5. El transporte también deberá adaptarse en los casos en los que fuera necesario
  6. Si los responsables de la empresa lo consideraran oportuno, se establecerán protocolos de actuación concretos y se comunicarán a todos los implicados 
  7. Se colocarán carteles informativos en lugares muy visibles para asegurar el conocimiento por parte de todos los empleados de las medidas de prevención. Asimismo se colocarán marcas e indicadores que ayuden a mantener el distanciamiento exigido por la ley
  8. La empresa deberá tener en cuenta el estado emocional de las personas con discapacidad y deberá facilitarles los apoyos necesarios para asegurar su bienestar personal y emocional

Sin duda la desescalada es un proceso complejo que ocasionará dudas e incertidumbre, pero también supone el primer paso hacia una nueva normalidad a la que deberemos acostumbrarnos. Después de una etapa de confinamiento y en la antesala de una crisis económica desconocida, reinventar el mañana parece un reto ineludible que las personas con discapacidad también deberán afrontar. El futuro de todos está en juego. 

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

vuelta-trabajo-personas-discapacidad

La vuelta al trabajo de las personas con discapacidad

La crisis del COVID-19 entra en una nueva etapa. Ha comenzado la tan ansiada desescalada y esta reactivación se va a traducir en cambios que nos afectarán a todos y que, en el mejor de los casos, nos conducirán a una vuelta progresiva a una nueva normalidad. En concreto, muchas personas con discapacidad volverán a sus puestos de trabajo. ¿Cómo será su regreso? ¿Cómo les afectará emocionalmente la vuelta a la actividad profesional? ¿Y cómo afrontarán las empresas su adaptación?

Leer más

cierre-centros-educacion-especial

En defensa de los centros de educación especial

Estos días muchas voces acreditadas se posicionan en contra de las intenciones del gobierno de aprobar en el Congreso, aprovechando la excepcionalidad que confiere el estado de alarma, su proyecto de ley educativa, la LOMLOE. En concreto, el colectivo de familias con hijos con discapacidad centra sus críticas en la «disposición adicional cuarta”, una parte que alude a la intención de cerrar los centros de educación especial que actualmente existen en España. Esta decisión dejaría desamparados a los niños con discapacidad, que requieren de cuidados específicos durante su etapa escolar. Esta labor tiene que ser desarrollada necesariamente por personal docente especializado, y no por profesorado sin capacitación específica. Sólo así se asegura el pleno desarrollo de los niños con discapacidad durante su ciclo educativo. Por tanto el cierre de los centros de educación especial ocasionaría daños irreparables en el desarrollo de estos niños.

Leer más

El apoyo a las personas con discapacidad intelectual durante el confinamiento

El confinamiento nos ha obligado a todos a permanecer aislados en nuestros hogares. Esta situación es aún más compleja cuando se trata de personas con discapacidad intelectual. Este colectivo se enfrenta cada día, junto con sus familias, a una situación, tan excepcional como desconocida, que supone un auténtico desafío para su bienestar emocional. En la mayoría de los casos, las familias con personas con discapacidad intelectual no pueden prescindir estos días de apoyos que les ayuden a sobrellevar el confinamiento en sus hogares. La crisis del coronavirus nos ha obligado a crear nuevas formas de apoyo que respondan a las actuales necesidades de las familias y que a la vez garanticen la salud y la seguridad de todos los implicados.

Cómo afrontan las personas con discapacidad intelectual y sus familias el confinamiento

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, muchas personas con discapacidad intelectual, al igual que sucede con el resto de la población, han dejado de acudir a sus centros de trabajo. Esta interrupción de sus obligaciones laborales ha causado una paralización de sus rutinas que ha desencadenado una situación complicada en sus entornos familiares. Los hogares son ahora los que deben asumir de forma exclusiva el cuidado de sus familiares con discapacidad intelectual. Sin poder contar con la ayuda, ni de los profesionales que les tutelan durante su jornada laboral, ni de los especialistas que les ofrecen apoyos o tratamientos específicos. Además, no podemos ignorar a las más de 600.000 personas con discapacidad que viven solas en España, que en una situación de aislamiento como la actual, requieren de apoyos específicos. En muchos casos, a las personas con discapacidad intelectual les resulta difícil comprender las razones del confinamiento y a la mayoría les cuesta autorregular su comportamiento. Algunas familias están gestionando esta situación sin los apoyos habituales, pero hay personas con discapacidad intelectual que no pueden prescindir de esos apoyos y necesitan una atención especial por parte de profesionales especializados, que deben personarse en sus hogares. 

Varias organizaciones han puesto en marcha diversas iniciativas para ayudar a las personas con discapacidad y a sus familias durante esta etapa de confinamiento. Por ejemplo la red de organizaciones Plena Inclusión ha desarrollado una app que ofrece información permanente y actualizada sobre el coronavirus. La app se llama “Frente al aislamiento, nos conectamos”, es gratuita y contiene foros de consulta, agenda de actividades online, vídeos sobre protocolos, documentos y noticias.

Las salidas terapéuticas, una necesidad para las personas con discapacidad durante el confinamiento 

Las salidas terapéuticas se convirtieron desde los primeros días del estado de alarma en una incesante petición de las familias de personas con discapacidad intelectual. 

El Ministerio de Sanidad atendió esa petición y ha ido respondiendo a las demandas de este colectivo para regular esta situación. El objetivo era garantizar la plena seguridad jurídica de las personas con discapacidad y sus familias y que no tuvieran que enfrentarse a sanciones. 

Sin embargo, y sobre todo durante los primeros días del confinamiento, se registraron casos de personas que increpaban a las personas con discapacidad y su acompañante durante sus salidas terapéuticas, pese a llevar la correspondiente acreditación (certificado oficial de reconocimiento de discapacidad, prescripción de un profesional sanitario o social, copia de la Instrucción de 19 de marzo de 2020 e informes médicos, psicológicos o sociales complementarios).

Tipos de Apoyo para las personas con discapacidad durante el confinamiento

1.Apoyo telefónico

A través de teléfono, WhatsApp o de plataformas de videollamadas como Skype, Zoom o Teams

2.Apoyo online

Generalmente grupales o de acceso libre, que se ofrecen a través de redes sociales como Facebook o Twitter, o de distintas aplicaciones online

3.Apoyo presencial

Un especialista acude al domicilio a prestar un apoyo directo a algún miembro de la familia

4.Apoyo en casos de emergencia

Asistencia en casos de enfermedad de alguno de los miembros de la familia, hospitalización, etc.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Los 7 sectores que contratan a más trabajadores con discapacidad

Aunque tanto los tipos de discapacidad como los grados reconocidos son muy variados, existen algunos sectores que son más favorables a la inclusión de trabajadores con discapacidad en sus plantillas. Además de los beneficios fiscales que ofrece la Ley General de Discapacidad a las empresarios a la hora de contratar trabajadores con discapacidad, muchos empresarios se han dado cuenta de que los trabajadores con discapacidad son idóneos para determinados perfiles y para determinadas tareas específicas. Hemos realizado un profundo análisis para determinar cuáles son los sectores de actividad que contratan a un mayor número de profesionales con discapacidad. ¿Quieres saber cuáles son?

Limpieza y Jardinería

El sector de la limpieza es un sector muy activo a la hora de contratar trabajadores con discapacidad, especialmente con una discapacidad intelectual. Los limpiadores de oficinas, instalaciones y jardines suelen ser personas metódicas y disciplinadas que ejecutan sus rutinas con rigor e ilusión. Las personas con discapacidad intelectual son idóneas para este tipo de trabajos porque se entregan a sus tareas con entusiasmo, demuestran un alto nivel de concentración y apenas cometen errores. Además se trata de un puesto que no requiere una formación específica.

 

 

Lavandería industrial

Las empresas que ofrecen servicios de lavandería industrial conocen perfectamente los beneficios de la contratación de trabajadores con discapacidad. Las tareas que deben desempeñar los operarios de limpieza – lavado, planchado, clasificación y empaquetado – son muy indicadas para las personas que presentan una discapacidad intelectual. La inmensa mayoría son trabajadores que desarrollan sus tareas con eficacia, con una alegría contagiosa y que mejoran el ambiente de trabajo. 

 

Artes gráficas

La manipulación de folletos publicitarios y otro tipo de documentos es una actividad que suele ser ejecutada en las imprentas por muchos trabajadores con discapacidad. La manipulación de estas piezas gráficas exige unas rutinas muy estrictas y repetitivas, que son idóneas para personas con una discapacidad intelectual, incluso para personas que presentan ciertos niveles de autismo. El sector de las artes gráficas lleva contratando trabajadores con discapacidad desde hace muchos años y su presencia en las empresas aporta unos niveles de acabado difíciles de igualar. 

Logística

El sector de la logística se nutre tradicionalmente de un gran número de trabajadores con discapacidad. Las tareas que deben desempeñar los mozos de almacén se adaptan a la perfección a las características de muchas personas con discapacidad. Las plataformas logísticas que pueblan todo el territorio nacional contratan con frecuencia trabajadores con discapacidad para optimizar sus plantillas. Las funciones de estos profesionales son sencillas y fáciles de aprender. Además, el e-commerce ha aumentado espectacularmente la demanda de estos servicios.

 

 

Grandes superficies

Las grandes superficies contratan con frecuencia trabajadores con discapacidad para cubrir sus puestos de reponedores. Hipermercados, supermercados y grandes perfumerías recurren en numerosas ocasiones a personas con discapacidad para integrar sus equipos. Las personas con discapacidad suelen realizar con eficacia las tareas propias de los reponedores y su labor es muy apreciada dentro de las empresas del sector.

Telemarketing 

Las personas con una discapacidad física que tienen reducida su movilidad suelen ser unos excelentes teleoperadores. Muchos call centers cuentan con personas con discapacidad y suelen ser unos profesionales muy competentes que desempeñan sus tareas con entusiasmo y alto niveles de eficacia. Además por regla general los teleoperadores que presentan una discapacidad física destacan por su amabilidad y simpatía en el trato con el cliente.

 

Informática

Muchas empresas del sector informático contratan profesionales con discapacidad intelectual o psíquica para desempeñar funciones de grabadores de datos. Al tratarse de un trabajo muy repetitivo donde no suelen surgir imprevistos, los trabajadores con discapacidad se desenvuelven con una gran soltura en este tipo de tareas. También muchas empresas del sector informático contratan trabajadores con una discapacidad física que incluso pueden desarrollar sus funciones en su propio hogar.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

10 razones para cumplir la Ley General de Discapacidad

¿Tu empresa debe cumplir la Ley General de Discapacidad? ¿No sabes muy bien en qué consiste y a qué obliga? ¿Y a cuánto ascienden las sanciones si no la cumples? Tranquilo. Este artículo acude en tu ayuda para aclarar todas tus dudas. Te hemos preparado un listado de 10 puntos que te ayudarán a entender la Ley General de Discapacidad y a tomar las decisiones adecuadas.

Para empezar, el nombre completo de la Ley es “Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social” y fue publicada en el BOE el 3 de diciembre de 2013. Para abreviar se la conoce como Ley General de Discapacidad, y muchas personas dan un paso más y la reducen a sus siglas LGD. También hay quien la denomina “antigua LISMI” por ser éste es el nombre de la ley precedente y que estuvo vigente desde 1982 hasta 2013. La Ley General de Discapacidad unifica en un único texto varias leyes que existían hasta el momento de su aprobación: la citada Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI, 1982), la Ley de Igualdad de Oportunidades, No Discriminación y Accesibilidad Universal de las Personas con Discapacidad (LIONDAU, 2003) y la Ley de Infracciones y Sanciones en materia de Igualdad de Oportunidades, No Discriminación y Accesibilidad Universal (2007). Si quieres leer el texto íntegro de la ley, pincha aquí.

 

 

El objetivo de la Ley General de Discapacidad es impulsar medidas que promuevan la igualdad de oportunidades reduciendo los obstáculos y dificultades que impiden a las personas con discapacidad disfrutar de todos los servicios disponibles para toda la población. En concreto, en el ámbito estrictamente empresarial la Ley General de Discapacidad intenta favorecer la contratación de trabajadores con discapacidad en las empresas. Que te quede claro que el espíritu de esta normativa no es la coacción ni la obligación. Todo lo contrario. Para fomentar la inclusión de las personas con discapacidad la Ley ha establecido numerosas ventajas y beneficios fiscales que seguro que te interesan.

 

 

Ahora sigue leyendo. Los siguientes 10 puntos pueden disipar todas tus dudas.

1. Si tu empresa tiene contratados a 50 ó más empleados está obligada a cumplir la Ley

No hay vuelta de hoja. Si la plantilla de tu empresa supera los 50 trabajadores contratados tienes la obligación de cumplir la Ley, y por tanto debes contratar a trabajadores con discapacidad. O acogerte a las medidas alternativas que establece la Ley y de las que te hablaremos más adelante.

2. Debes reservar el 2% de tu plantilla a trabajadores con una discapacidad

¿Cuántos trabajadores estás obligado a contratar? Para cumplir la Ley debes cumplir la llamada cuota de reserva en favor de las personas con discapacidad. Esta cuota está establecida en el 2%. Es decir, el 2% de tu plantilla debe estar formado por trabajadores con discapacidad.

3. La discapacidad debe ser igual o superior al 33%

La Ley establece que la discapacidad de los trabajadores que contrates debe ser igual a superior al 33%. Por supuesto esa discapacidad debe estar reconocida y acreditada en el correspondiente Certificado de Discapacidad (http://vivva.es/certificado-discapacidad-imprescindible-trabajar/)

4. El 81% de las empresas españolas no cumplen esta norma y la mayoría son pymes

Un alto porcentaje de las empresas españolas no cumplen la Ley General de Discapacidad. Se calcula que el porcentaje de estas empresas supera el 81% y la mayoría de ellas son pymes. La principal razón reside en el desconocimiento que existe entre los empresarios a la hora de adaptar e integrar a las personas con discapacidad en el puesto de trabajo.

5. Las multas por no cumplir la Ley General de Discapacidad pueden alcanzar el 1.000.000€

Las sanciones que pueden aplicarse a las empresas que no cumplan la Ley General de Discapacidad pueden ser leves, graves o muy graves, oscilando entre los 301 y 6.000 € en las más leves y entre los 600.000 y 1.000.000 € en las más graves. Además las infracciones más graves acarrearán a la empresa la prohibición de trabajar con la Administración Pública.

 

 

6. El absentismo entre los trabajadores con discapacidad es inferior a la media

Un estudio realizado por Fundación Adecco en 2019 demostró que, en contra de lo que muchas personas piensan, la discapacidad no es un factor que intensifique el absentismo laboral. Todo lo contrario, los trabajadores con discapacidad faltan menos al trabajo.

7. Los trabajadores con discapacidad sufren menos accidentes de trabajo

Los trabajadores con discapacidad presentan muy bajos índices de siniestralidad laboral. Por su condición suelen desarrollar sus actividades bajo las más estrictas normas de seguridad.

8. Tu empresa puede acogerse a medidas alternativas

Si por razones organizativas, productivas, técnicas o económicas, tu empresa tiene dificultades para aplicar la cuota del 2% no te preocupes. Puedes acogerte a unas medidas alternativas (http://vivva.es/medidas-alternativas-ley-discapacidad/) que no implican la contratación de trabajadores con discapacidad. Para ello debes obtener la llamada declaración de Excepcionalidad (http://vivva.es/obtener-certificado-excepcionalidad/).

9. Contribuirás a realizar una gran labor social

Contratando a trabajadores con discapacidad estarás ayudando a personas muy capaces y entusiastas a mejorar su calidad de vida. Fomentarás su desarrollo personal y les brindarás una oportunidad que sin ninguna duda aprovecharán.

10. Ahorrarás costes al beneficiarte de importantes reducciones y bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social

Para estimular la contratación de personas con discapacidad, la Ley General de Discapacidad contempla para las empresas bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social, beneficios fiscales y subvenciones.

Si después de leer este artículo aún te quedan dudas, ponte en contacto con nosotros. Somos Vivva, un grupo empresarial que integra un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesorar a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Cuota-de-reserva-trabajadores-con-discapacidad

Cuota de reserva para trabajadores con discapacidad

Todas las empresas que cuentan en su plantilla con 50 ó más trabajadores contratados deben cumplir la llamada cuota de reserva en favor de las personas con discapacidad. Esa cuota de reserva está fijada en el 2% del personal total y está establecida por ley desde 1982, año en que se promulgó la Ley de Integración Social de Minusválidos (la antigua LISMI) y que actualmente se conoce como Ley General de Discapacidad (LGD). Leer más

Medidas alternativas para cumplir la Ley General de Discapacidad

Según establece la Ley General de Discapacidad, si tu empresa tiene con una plantilla superior a los 50 trabajadores está obligada a contar con al menos un 2% de trabajadores con discapacidad. Pero si tu empresa tiene dificultades a la hora de aplicar esa cuota, no te preocupes. Existe la llamada “Excepcionalidad”, un marco legislativo que permite a las empresas como la tuya acogerse a medidas alternativas que no implican la contratación de trabajadores con discapacidad. ¿Pero en qué consisten esas medidas alternativas? Leer más

¿Diversidad funcional o discapacidad?

Diversidad funcional es un término alternativo a “discapacidad” que ha empezado a utilizarse en los últimos años por parte de algunas asociaciones y cuyo objetivo es eliminar las connotaciones negativas que conllevan expresiones como “invalidez”, “minusvalía” o “incapacitación”. Los medios de comunicación, los textos jurídicos y el lenguaje de la calle contribuyen cada día a crear una imagen de este colectivo como personas menos válidas, con la utilización constante de expresiones como “plazas para minusválidos” o “ayudas para personas dependientes”. El término “diversidad funcional” fue acuñado en 2005 por Javier Romañach Cabrero (1962-2018), un activista social e inventor, que a los 28 años sufrió un accidente de tráfico que le provocó una tetraplejia. Romañach utilizó por primera vez el término “diversidad funcional” durante una reunión de la organización internacional «Foro de Vida Independiente”.

 

Un cambio semántico que impulsa una nueva manera de entender la discapacidad

El cambio semántico ha significado también la definición del llamado Modelo de la Diversidad, una nueva propuesta que propone la eliminación del término “personas con discapacidad” para ser sustituido por “personas especiales”. La razón de esta propuesta reside en la idea que se ha ido construyendo en la sociedad sobre las personas con discapacidad basada en que son personas “disminuidas” o “inferiores”. El lenguaje ha contribuido a la discriminación hacia las personas que presentan diferencias físicas o psíquicas derivadas de enfermedades, herencia biogenética o accidentes. Los impulsores de esta iniciativa están convencidos de que el lenguaje es una poderosa herramienta de transformación. Si se cambia el término que describe una realidad, esa realidad también cambiará porque será percibida de otra manera. “Orgullo gay” o “cultura afroamericana” son algunos ejemplos que demuestran que el lenguaje contribuye a acelerar procesos de cambio dentro de nuestra sociedad.

El Modelo de Diversidad Funcional también propone el abandono del término “capacidad” por considerarlo limitativo y discriminatorio. La noción de capacidad presupone que las personas con algún tipo de discapacidad no son personas capaces, y por extensión, esa apreciación distorsionada convierte a estas personas en no aptas para cualquier tipo de tarea, sea cual sea. Sin embargo la diversidad funcional no se limita a una visión binaria de los seres humanos (capacitados y discapacitados) sino plantea un modelo donde tienen cabida por igual todos los seres humanos con independencia de su raza, orientación sexual o religión.

 

La diversidad funcional: resaltar el lado positivo de una realidad humana

En la actualidad el término oficial para referirse a las personas con diversidad funcional es “personas con discapacidad”. Es el término utilizado por la Organización Mundial de la Salud en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud y el que utilizan la mayoría de las asociaciones que representan a este colectivo. En España, entidades como el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) utiliza también el término “discapacidad” e incluso lo prefieren a “diversidad funcional” porque consideran que este último resulta un tanto confuso y no describe la realidad del colectivo y de su movimiento social.

Sin embargo, el término “diversidad funcional” cada día tiene más defensores, que observan en esa nomenclatura una nueva visión no peyorativa y más positiva, porque no se asocia a enfermedades, deficiencias o retrasos.

Además el término “diversidad funcional” no niega la evidencia de que se trata de personas que pertenecen a un colectivo minoritario que realiza algunas de sus funciones de manera distinta a la mayoría de la población.
Sin duda el debate está servido y la irrupción del término “diversidad funcional” viene a insistir en los prejuicios que aún subsisten en nuestra sociedad a la hora de analizar la realidad de un colectivo que sólo en España está formado por casi cuatro millones de personas.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.