Empleos interesantes para personas con discapacidad

.

La búsqueda de empleo no es un proceso fácil para nadie, y mucho menos para las personas con discapacidad. Sin embargo tener limitadas ciertas capacidades no significa en absoluto carecer de las habilidades necesarias para desempeñar con eficacia un puesto de trabajo. En algunos casos incluso puede afirmarse todo lo contrario. Las personas con discapacidad suelen realizar sus tareas con un alto grado de responsabilidad, motivación y afán de superación. Por regla general son personas entregadas a su trabajo y son unos excelentes compañeros. Por esa razón, cada vez son más las empresas que contratan a personas con discapacidad para confeccionar sus plantillas. Lo importante es conocer las características de cada discapacidad y seleccionar a las personas más adecuadas para cada puesto de trabajo. En primer lugar es importante establecer una diferenciación entre cuatro tipos de discapacidad: física, intelectual, sensorial, y psíquica.

Empleos para personas con discapacidad física

Los empleos destinados para las personas con discapacidad física no deben exigir sobreesfuerzos ni levantar peso. Las personas con discapacidad física son muy comunicativas y realizan con eficacia las tareas encomendadas. Su discapacidad no afecta a nivel cognitivo y por ese motivo muchos de ellos cuentan con una formación académica de primer nivel y pueden postularse incluso para puestos de máxima responsabilidad. A continuación citamos algunos puestos de trabajo que son muy interesantes para estas personas.

Teleoperador/a
Los operadores de venta telefónica son un puesto muy demandado para la implementación de campañas de telemarketing. Las personas con discapacidad física son muy eficaces en estas tareas, aportando además a las empresas un plus de humanidad y mejorando la imagen de la compañía.

Administrativo/a
Es un trabajo muy demandado a pesar de la crisis. Se valoran aptitudes muy frecuentes en las personas con discapacidad física, como el trabajo en equipo, la motivación y las dotes comunicativas. Deben encargarse, entre otras muchas tareas, de la emisión y recepción de facturas, albaranes y pedidos, gestión de nóminas y contabilidad.

Gestor/a de cobros
La morosidad se ha acentuado con la crisis económica y eso ha incrementado la demanda de estos profesionales cuya función principal es garantizar el cobro de impagos. Las habilidades sociales de los trabajadores con discapacidad física les convierten en unos negociadores muy eficaces para este tipo de tareas, donde la asertividad y la comprensión son esenciales.

Empleos para personas con discapacidad intelectual

Las empresas que contratan personas con discapacidad intelectual suelen coincidir en que reúnen dos cualidades: son metódicas y constantes. Cuando aprenden una rutina la realizan con eficacia y sin errores, demostrando un nivel de concentración y dedicación que suele superar a las personas que no tienen ninguna discapacidad intelectual.

Operario/a de limpieza
Es un puesto que siempre es demandado y que no requiere una formación específica. Sus funciones son repetitivas y sencillas y se centran en la limpieza de oficinas e instalaciones. Las personas con discapacidad intelectual suelen ser más productivas para este puesto que la mayoría de las personas sin discapacidad intelectual.

Jardinero/a
La mayor concienciación por el cuidado del medio ambiente ha provocado que cada vez más empresas y comunidades de propietarios contraten los servicios de profesionales que velen por sus espacios naturales. Las personas con discapacidad intelectual son muy cuidadosas y eficientes a la hora de cuidar jardines. Asimismo, las vendimias y las campañas de recogida hortofrutícola demandan en ciertas épocas del año muchos puestos de trabajo.

Reponedor/a
El reponedor es el encargado de mantener llenas las estanterías de los supermercados y sus tareas son muy fáciles de aprender. Además debe mantener ordenados los almacenes donde se guardan los productos. Las personas con discapacidad intelectual que realizan estas tareas trabajan muy motivadas porque perciben su labor como muy importante para el éxito de la empresa.

Ordenanza
Gestiona el correo diario, reparte la valija interna y realiza diversas tareas administrativas. También suele acudir a diferentes puntos de destino para entregar o recoger documentación. Es un puesto de trabajo que no requiere una formación específica y puede ser realizado con eficacia por personas con discapacidad intelectual.

Empleos para personas con discapacidad sensorial

Locutor/a de radio (Discapacidad visual)
Las personas invidentes y con una formación adecuada suelen ser excelentes locutores de radio al aprovechar al máximo el lenguaje auditivo.

Técnico/a de sonido (Discapacidad visual)
Las personas invidentes tienen muy desarrollado el sentido del oído y con la formación técnica necesaria pueden desempeñar con una gran habilidad tareas de técnico de sonido en estudios de sonido o emisoras de radio.

Fotógrafo/a (Discapacidad auditiva)
Las personas sordas han desarrollado ampliamente el sentido de la vista y desempeñan con habilidad numerosas tareas asociadas a ese sentido, como por ejemplo, la fotografía.

Empleos para personas con discapacidad psíquica

La discapacidad psíquica afecta sobre todo a la estabilidad emocional de las personas que la padecen, pero con un tratamiento adecuado puede controlarse y pasar totalmente inadvertida. Estas personas no deben asumir tareas que puedan provocar estrés o que exijan un ritmo de trabajo muy acelerado.

Mozo/a preparación de pedidos
Las numerosas plataformas de logística que existen por toda España buscan con frecuencia este perfil para cubrir sus plantillas, sobre todo en fechas próximas a Navidad, debido al aumento de la producción. Las funciones son sencillas y fáciles de aprender.

Manipulador/a de alimentos
Las tareas de envasado o los puestos de trabajo dentro de cadenas de producción son especialmente recomendables para las personas con discapacidad psíquica. El sector de la alimentación presenta una fuerte demanda de este perfil profesional.

Grabador/a de datos
Es un trabajo muy repetitivo donde rara vez surgen imprevistos y que exige un breve período de adaptación. Con una correcta planificación se trata de un puesto de trabajo muy adecuado para las personas con una discapacidad psíquica.

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Discapacidad e inclusión laboral: fomento del empleo de las personas con discapacidad

El acceso al mercado laboral es un factor clave para avanzar en la inserción laboral del colectivo formado por las personas con discapacidad. Para alcanzar este objetivo, las políticas de empleo asociadas a los trabajadores con discapacidad son fundamentales y deben ir dirigidas a su integración, tanto a través de la labor de los Centros Especiales de Empleo, como mediante los mecanismos habituales del sistema ordinario de trabajo. En este contexto, la Dirección General del Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid fomenta la integración laboral de las personas con discapacidad a través de un conjunto de lineas de subvenciones dirigidas a Centros Especiales de Empleo, empresas ordinarias y fundaciones.

Para facilitar la integración laboral de las personas con discapacidad, las empresas con más de 50 trabajadores están obligadas por ley a reservar el 2% de su plantilla a personas con discapacidad. Como alternativa contemplada por la ley, las empresas pueden acogerse a una serie de medidas alternativas, como por ejemplo, subcontratar los servicios de un Centro Especial de Empleo para la realización de determinadas tareas, como por ejemplo limpieza, lavandería, mantenimiento, logística, contact center o manipulación; o realizar una donación a fundaciones cuya actividad se centre en la integración social de personas con discapacidad; o crear un enclave laboral, es decir, firmar un contrato entre la empresa y un Centro Especial de Empleo para la realización de obras o servicios que requieran el desplazamiento temporal de un grupo de trabajadores con discapacidad a las instalaciones de la empresa.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, ponte en contacto con nosotros. Los profesionales que formamos Vivva podemos asesorarte durante todo el proceso de selección y contratación para que encuentres a los candidatos idóneos para cada puesto de trabajo. Asimismo te ayudamos para que la integración en tu empresa de las personas con discapacidad sea rápida y efectiva.

Vídeo: Entrevista a Emilio Fernández. Un persona con discapacidad.
“Este empleo me aporta satisfacción y tranquilidad. Puedo dar de comer a mi familia”.

Vivva somos un Centro Especial de Empleo reconocido por la Comunidad de Madrid y contamos con una Base de Datos con un gran número de perfiles de profesionales con discapacidad. Nuestro compromiso con nuestros clientes se basa en una sencilla propuesta: sólo cobramos por nuestros servicios si la persona con discapacidad es finalmente contratada. Por eso, si tu empresa decide contratar nuestros servicios, no tendría absolutamente nada que perder.

La Comunidad de Madrid ofrece subvenciones a las empresas por cada contrato que suscriban con trabajadores con discapacidad a tiempo completo o parcial. Asimismo, también pueden beneficiarse de subvenciones las empresas que transformen en indefinido cualquier contrato temporal de fomento de empleo formalizado con trabajadores discapacitados.

El trabajo coordinado de las instituciones públicas, en este caso, la Comunidad de Madrid, junto con los Centros Especiales de Empleo y las empresas permite avanzar en la integración laboral de las personas con discapacidad.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Día Mundial del Síndrome de Down, celebremos la diversidad

En diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down. Con esta decisión, las Naciones Unidas pretendían concienciar a la población mundial sobre el Síndrome de Down y resaltar de paso “la valía de las personas con discapacidad como promotores del bienestar y de la diversidad de las comunidades”.

La fecha del 21 de marzo no se eligió por casualidad, la Asamblea General de las Naciones Unidas escogió el 21 de marzo con el objetivo de resaltar la condición del cromosoma extra en el par número 21 (21 – 03, 21 de marzo).

El Síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, y existe en todas las zonas del mundo. Un acceso adecuado a la salud y a la educación, así como una intervención temprana, son esenciales para el crecimiento y el desarrollo de la persona. En España existen unas 35.000 personas con Síndrome de Down, mientras que en el mundo la población total se calcula en unos cinco millones de personas.

En lo que respecta a la integración laboral, sólo el 5% de las personas con Síndrome de Down cuenta con un contrato de trabajo. A pesar de que nuestro país tiene una legislación en materia de contratación laboral que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a dedicar el 2% de sus puestos a discapacitados. En este post abordamos este tema con mayor profundidad.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down, la Asociación Down España ha lanzado la campaña “Auténticos”, que rápidamente se ha convertido en un fenómeno viral. La campaña, realizada sin guión, “muestra a las personas con Síndrome de Down tal y como son, sin artificios, y refleja que ellos son inimitables, espontáneos y genuinos, en definitiva, auténticos”, indica la entidad.

Los protagonistas de la campaña son personas con Síndrome de Down, que aparecen acompañados de sus familiares, amigos o parejas, y expresan en primera persona en qué consiste el Síndrome de Down, que implica y en qué afecta en su vida diaria. Su espontaneidad, a la hora de hablar de sí mismos, emociona desde el primer momento del vídeo y frases como “con la operación bikini estoy bien para poder ir a la playa en verano” o “yo me veo genial de arriba a abajo” no pasan desapercibidas. El vídeo concluye con un mensaje de optimismo: “Estamos aquí para luchar juntos hacia el futuro. Si nosotros no triunfamos, no vale para nada, queremos triunfar, queremos hacer de todo”.

Otra campaña que se está haciendo muy popular estos días con motivo de la celebración del Día Mundial del síndrome de Down tiene a una niña escocesa llamada Chloe como protagonista. En un vídeo compartido en Facebook por su madre, Chloe celebra el Día Mundial del Síndrome de Down llevando “calcetines dispares”. Su ocurrencia ha cautivado a los internautas y el vídeo ya acumula más de 19 millones de reproducciones.

Sin duda la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down es una ocasión muy interesante para visibilizar a este colectivo y para acercarlo a todas las capas de la sociedad. Desde Vivva queremos sumarnos a esta celebración y supone para nosotros un acicate más para trabajar con más ilusión si cabe en la inclusión laboral de las personas con Síndrome de Down.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

La diversidad funcional y el ámbito laboral

La diversidad funcional es un término alternativo al de discapacidad y que ha empezado a ser utilizado por algunas personas e instituciones que consideran peyorativas palabras como “discapacidad” o “minusvalía”. La primera vez que se utilizó el término “diversidad funcional” en España fue en 2005 y fue acuñado por el “Foro de Vida Independiente y Divertad”, una comunidad surgida en 2001 y formada por personas de toda España, y de otros países, que conforman un foro de reflexión filosófica y de lucha por los derechos de las personas con diversidad funcional. Esta comunidad está muy vinculada al Movimiento de Vida Independiente (MVI), un movimiento social que nació en el marco de la lucha por los derechos civiles de finales de los años 60 en los Estados Unidos en concreto en la Universidad de Berkeley, California. Este movimiento fue impulsado por la acción de un grupo de personas con diversidad funcional que necesitaban asistencia personal para realizar sus actividades diarias.

En la actualidad, en España la palabra más utilizada para definir a este colectivo es “minusválido”: plazas de aparcamiento reservadas para minusválidos, aseos para minusválidos, hoteles para minusválidos, etc. Este término describe a estas personas como “menos válidas”, o que “valen menos”.

Por otra parte, en los textos jurídicos, se mantiene esta terminología y se utilizan palabras como “incapacitación”, “incapacidad”, “discapacidad”, “invalidez”, “minusvalía” o “dependencia”. Todos estos términos refuerzan un aspecto negativo de la realidad de estas personas, y contribuyen a construir una imagen de personas menos capacitadas.

En la actualidad el término oficial para referirse a este colectivo es “personas con discapacidad”, que es el término que recoge la Organización Mundial de la Salud en su Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, y que utiliza tanto la legislación internacional como las asociaciones que representan a las personas de este colectivo.

Con el término “diversidad funcional” se propone una nueva visión que no es negativa, y que no implica una deficiencia, una enfermedad o un retraso. La percepción negativa viene derivada de la visión del modelo médico tradicional, que presenta a la persona diferente como una persona biológicamente imperfecta, a la que hay que rehabilitar.

En el ámbito laboral esta visión tradicional de las personas con discapacidad ha conformado una imagen de este colectivo en su conjunto como personas con menos habilidades para las tareas profesionales, sea cual sea su discapacidad. La diversidad funcional ayuda también a romper con este prejuicio y define a estas personas como hombres y mujeres que presentan capacidades diferentes a las de otras personas. Su discapacidad, provoca que sus funcionalidades sean distintas a las de otros seres humanos, y a veces requieren unas necesidades específicas para sus actividades cotidianas (como encender la luz, subir y bajar persianas, escribir en el ordenador, etc.).

A la hora de contratar personas con discapacidad, muchas empresas se dejan llevar por una primera impresión y son presas de los prejuicios, desperdiciando la oportunidad de incorporar a sus equipos personas muy capacitadas. Por desgracia, para muchos empresarios y directivos, aún prevalece el físico sobre el intelecto, y todavía queda mucho camino que recorrer.

El uso apropiado del lenguaje es una herramienta muy útil para fortalecer una idea. Por eso es necesario que el lenguaje ayuda a identificar a las personas con diversidad funcional como personas completamente aptas para la mayoría de las tareas profesionales.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Discapacidad y empleo

Una de las premisas más importantes que tenemos en el grupo VIVVA para proceder a la contratación de personas con discapacidad es valorar a dichos candidatos en su globalidad, no entrevistamos discapacitados, sino que entrevistamos a personas con unas capacidades diferentes.

Leer más

8 portales de empleo para personas con discapacidad

Las personas con discapacidad constituyen uno de los colectivos más castigados por las tasas de desempleo. Aunque es cierto que su situación ha mejorado notablemente durante las últimas décadas, cada vez que las personas con discapacidad desean incorporarse al mercado laboral, deben enfrentarse a numerosas dificultades. Leer más

¿Tienes una discapacidad y estás buscando empleo?

Si tienes una discapacidad física, psíquica o sensorial y te enfrentas en estos momentos a la difícil tarea de buscar empleo, te interesa saber que existen unas leyes que deben cumplir las empresas y que favorecen la contratación de personas con discapacidad. Además, te conviene saber también que los empresarios se benefician de importantes ventajas fiscales cuando contratan a personas con discapacidad y que esta situación favorece tu acceso al mercado laboral.

Así que pon manos a la obra y empieza a dar los pasos oportunos para alcanzar tu meta.

Leer más

La inserción laboral de personas con discapacidad

La inserción laboral de las personas con discapacidad constituye un proceso que requiere la implicación de empresas e instituciones públicas y cuyo objetivo debe ser siempre la creación de empleo en las mismas condiciones de horarios, tareas y sueldos que los trabajadores sin discapacidad.

Según datos de Odismet (Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo en España), sólo una de cada cuatro personas con discapacidad está ocupada, y además, si los comparamos con trabajadores sin discapacidad, suelen desarrollar su actividad en condiciones laborales desiguales.

En concreto, las personas con discapacidad sensorial auditiva (44,6%) o visual (33,6%) presentan una tasa de empleo muy superior a la de quienes presentan una enfermedad mental (15,8%) o una discapacidad intelectual (17,4%). Y si analizamos la situación de personas con alguna discapacidad física o de movilidad, la tasa de empleo se sitúa en un 28,4%.

Las diferencias se acentúan si se tiene en cuenta el nivel de estudios realizado. La mitad de las personas con discapacidad que tienen estudios superiores (47,2%) tienen un empleo, mientras que los que han alcanzado la Educación Primaria la tasa de empleo es del 13,1%, y en la Educación Secundaria, del 28,2%.

Estos datos requieren una actuación inmediata por parte de las empresas e instituciones públicas, si queremos atenuar el problema del desempleo de un colectivo que representa el 5,9% de la población española en edad laboral.

Por esa razón, la inserción laboral de las personas con discapacidad es un reto que debe afrontar nuestra sociedad con la participación de todos los agentes sociales implicados.

En este sentido la labor que realizan los Centros Especiales de Empleo es clave para favorecer la integración laboral de este colectivo.

Vivva es un Centro Especial de Empleo que ayuda a las personas y a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación de personal discapacitado. Desde su fundación, hace más de 10 años, Vivva está atendiendo las necesidades profesionales de las personas con algún tipo de discapacidad, hasta el punto de comprometerse a conocer y estudiar cada caso en particular para ofrecer a cada solicitante un asesoramiento personalizado.

Las mujeres con discapacidad tienen más dificultades para encontrar empleo que los hombres

La búsqueda de un empleo estable y debidamente remunerado supone un difícil reto para gran parte de la población española, pero en el caso del colectivo de mujeres con discapacidad el reto suele convertirse en una misión imposible.
Leer más

sindrome-down-empleo

7 ventajas de contratar a personas con síndrome de Down

La integración laboral de personas con discapacidad intelectual, y en concreto, de personas con síndrome de Down es un desafío que ofrece numerosas ventajas a las empresas. Sin embargo, en España sólo el 5% de las personas con síndrome de Down mayores de 18 años tienen un contrato de trabajo. Y eso que nuestra legislación en materia de contratación laboral obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a reservar el 2% de los puestos a discapacitados. Según una encuesta realizada por la empresa Leialta, consultora especializada en inclusión laboral de personas con discapacidad, el 81% de las empresas españolas no cumple con la legislación vigente.  Leer más