8 portales de empleo para personas con discapacidad

Las personas con discapacidad constituyen uno de los colectivos más castigados por las tasas de desempleo. Aunque es cierto que su situación ha mejorado notablemente durante las últimas décadas, cada vez que las personas con discapacidad desean incorporarse al mercado laboral, deben enfrentarse a numerosas dificultades. Leer más

Sonrisas bien empleadas | Tatiana Medina Bazán

“A pesar de mi discapacidad, puedo ser igual que cualquiera y trabajar igual que cualquiera” 

 Tatiana Medina Bazán tiene 48 años, es boliviana y lleva 14 años viviendo en España. Llegó sola, sin familia, después de un breve paso por Suiza. Su discapacidad auditiva no le ha impedido encontrar un empleo en nuestro país y actualmente trabaja como operaria de limpieza en una clínica privada. Tatiana es un ejemplo de humanidad y su sonrisa contagia a todos los que la rodean. Hace unos días estuvimos charlando con ella y nos explicó lo que significa para ella trabajar. En este vídeo (enlace) puedes ver la entrevista completa, y hemos seleccionado en este post algunas de sus intervenciones más destacadas, que sin duda serán de sumo interés para las personas con discapacidad que buscan un empleo.

Tatiana es empleada de Vivva, Centro Especial de Empleo que ayuda a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación del personal discapacitado. También ayuda a las personas a buscar un empleo, formarles y tener un grupo de profesionales a los que acudir para aconsejarles en cualquier ámbito profesional y personal.

La alegría de Tatiana es un estímulo constante para todos sus compañeros de trabajo, tanto en Vivva como en la clínica donde Tatiana desarrolla a diario su actividad. 

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi trabajo consiste en ofrecer servicios de limpieza, en concreto soy operaria de limpieza. Mi centro oficial es una clínica privada y cada día debo atender las habitaciones de los pacientes, office, pasillos, centros de admisión del personal de clínica y de enfermería, hospital de día, diálisis… 

Todos los días, como soy cristiana, antes de salir de casa para ir al trabajo, rezo para que todo me salga bien, para que mi día sea más llevadero y para que, a pesar de las dificultades, no me abandone nunca la sonrisa y sea siempre optimista para superar cualquier circunstancia que se presente.

 

¿Cómo es el trato dentro de la empresa?

Para mí la empresa es como mi segunda familia, porque a pesar que estoy fuera de mi país desde hace ya muchos años, agradezco mucho a Dios que se me haya presentado la oportunidad de trabajar con ellos. Son gente muy profesional, que sabe trabajar y sabe cómo tratar al trabajador. Con mis compañeros trato de ser lo mejor que puedo, ser compañera y amiga a la vez, porque en esta vida no todo es trabajo, hay que aprender a ser más humanos. Cada uno venimos de situaciones diferentes y tenemos que convivir para que cada día sea positivo y así día a día superar las adversidades y los problemas que tengamos. 

¿Qué significa para ti poder trabajar?

Poder trabajar, a pesar de mi discapacidad auditiva, ha elevado mucho mi autoestima, porque yo vengo de Sudamérica, y allí nosotros tenemos otra mentalidad. Quiero decir que allí avanzamos pocos, y en nuestros países hay demasiada ignorancia y egoísmo. Aquí en España nos han dado la oportunidad de avanzar y de sentirnos útiles sobre todo, como personas. Para mí trabajar es mi día a día, es un entretenimiento, es madurar a nivel personal, y me permite conocer más al núcleo de personas que me rodea: mis compañeros y mis jefes. 

Aquí me siento valorada como persona, como ser humano, y como he superado muchas dificultades, ahora sé que soy capaz de hacer muchas más cosas.  

Mi discapacidad auditiva no me hace sentirme menos que nadie. Tengo mi propia personalidad, tengo seguridad en mí misma, y puedo demostrar a los demás que, a pesar de los problemas que tengo, puedo ser igual que ellos y trabajar igual que ellos.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Cómo contratar a personas con discapacidad

Son cada vez más los directores de Recursos Humanos y los empresarios que se plantean contratar personal con una discapacidad, pero sin embargo la mayoría no cuentan con la experiencia adecuada para realizar con garantías el proceso de selección y la contratación final. Por eso la labor de empresas especializadas en este campo es esencial para que las empresas tomen las decisiones más acertadas y se beneficien de todas las ventajas (cuantitativas y cualitativas) que supone el cumplimiento de la ley.

Vivva somos un Centro Especial de Empleo que ayudamos a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación de personal con discapacidad.

En Vivva, cuando nos ponemos en contacto con un empresario o director de Recursos Humanos que ha decidido incorporar personal discapacitado a su empresa le proponemos dos alternativas. En ambas alternativas les dejamos claro que hay un trabajo común a desarrollar y que describimos a continuación. 

En una primera reunión, los responsables de la empresa deben definir con detalle el perfil profesional que necesitan cubrir: formación, requisitos, capacidades, etc,, así como el rango salarial que tienen previsto ofrecer al candidato. Con esa información, en Vivva estudiamos el tipo de discapacidad que mejor se ajusta al perfil y nos encargamos de realizar una preselección en la que intentamos obtener dos candidatos por puesto, y que luego presentaremos a la empresa. Un profesional de Vivva acompaña a los dos candidatos a la entrevista individual con la empresa y aconseja a los responsables sobre la persona a incorporar. 

 

A partir de este momento, es la propia empresa la que decide el modelo de colaboración que más le interesa establecer con Vivva. Los dos modelos entre los que la empresa puede elegir son los siguientes:

 

Modelo A: El cliente incorpora directamente a su plantilla a la persona o personas que les hemos seleccionado. 

En este caso, Vivva recibe una contraprestación por sus servicios, consistente en una mensualidad del salario (con un mínimo) de la persona a incorporar, y desde ese momento nosotros no tenemos más relación con el trabajador – salvo que él decida ponerse en contacto con nosotros, por la razón que considere oportuna – y con la empresa salvo que decida seguir colaborando con nosotros para una nueva contratación. En ese caso, Vivva iniciará el proceso como si fuera un nuevo proceso.

 

Modelo B: La persona contratada se encontrará físicamente en la empresa, pero pasará a formar parte de la plantilla de Vivva, durante un período que oscilará entre tres y seis meses. 

Durante ese tiempo, Vivva realizará un seguimiento semanal de su adaptación a la empresa, al puesto y a sus compañeros. Asimismo Vivva estará en constante comunicación con el responsable asignado a esa persona en la empresa, para garantizar una óptima integración. En este caso, VIVVA cobrará una cuota mensual a la empresa, hasta que la empresa decidiera incorporar finalmente a la persona con discapacidad. En el caso de que no se produjera una adaptación a la empresa, Vivva buscaría un nuevo candidato que reuniese los requisitos necesarios, sin ningún coste para la empresa salvo el coste mensual del pago al trabajador cuando la empresa decida que se inicie el servicio en sus instalaciones.

 

 

Si estás interesado en contratar personas con discapacidad, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a organizar con éxito el proceso de selección. Vivva somos un grupo empresarial con más de 10 años de experiencia que colaboramos con las empresas en su deber de cumplir la Ley General de Discapacidad, mediante el asesoramiento y la integración de personas en sus organizaciones. 

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Inserción Personal Discapacitados S.L.

Las ofertas de empleo para personas con discapacidad

En la actualidad las personas con discapacidad que están buscando trabajo pueden recurrir a diversas plataformas online que publican ofertas de empleo expresamente diseñadas para ellas. Algunas como trabajosparadiscapacitados.com o Disjob, se dedican en exclusiva a la publicación de ofertas de empleo para personas con discapacidad, mientras que otras plataformas, como Indeed u Opción Empleo incluyen también ofertas para personas sin discapacidad.

En la mayoría de estas plataformas, los interesados pueden seleccionar las ofertas de empleo por diversos criterios, como ciudad, fecha, salario, localidad o tipo de contrato. Además, las ofertas suelen describir con claridad tanto las funciones a desempeñar como los requisitos exigidos por las empresas contratantes.

El número de ofertas de empleo para personas con discapacidad poco a poco va experimentando un considerable aumento, aunque todavía estamos lejos de alcanzar las cifras necesarias para garantizar empleos dignos y bien remunerados a un colectivo tan desfavorecido.

Pero son los Centros Especiales de Empleo, que al estar en contacto permanente tanto con profesionales con discapacidad que buscan empleo como con las empresas a las que ayudan a cumplir la Ley General de Discapacidad (LGD), los que conocen con mayor profundidad las necesidades del mercado y por tanto los que publican las mejores ofertas de empleo. Además los Centros Especiales de Empleo, dado que son expertos en este tipo de perfiles, saben encajar el perfil de cada persona con el perfil de cada puesto de trabajo.

Vivva es un Centro Especial de Empleo que estamos convencidos de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades. No queremos participar de ese modelo tan extendido de competencia y la obsesión por ganar dinero, sin importar cómo se gana.

En Vivva trabajamos cada día para ofrecer soluciones a las personas con discapacidad. En este enlace de nuestra página web publicamos ofertas de empleo dirigidas a personas con discapacidad con las que intentamos contribuir a su integración en el mercado laboral.

Además en Vivva animamos a todas las personas con discapacidad que busquen empleo a que nos envíen su Curriculum Vitae. Nosotros nos comprometemos a estudiar cada caso con el objetivo de saber si los perfiles encajan en alguno de los procesos de selección que tenemos actualmente abiertos. Y si no es el caso, aconsejamos a los interesados, recomendándoles el tipo de trabajo al que pueden optar.

Jóvenes con discapacidad buscan empleo

El desempleo juvenil es uno de los problemas más acuciantes a los que se enfrenta la economía española, y este problema se acentúa aún más cuando nos centramos en los jóvenes con discapacidad. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y diversos estudios realizados por organizaciones privadas como Fundación Randstad y Fundación Atresmedia, la tasa de desempleo entre los jóvenes con discapacidad se ha situado en el 70% durante el año 2016.  Leer más

Discapacidad y Trabajo: datos en España y en el mundo

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) las personas con discapacidad suponen aproximadamente mil millones del total de la población mundial. De esos mil millones, un 80% se encuentran en edad de trabajar, y sin embargo, un alto porcentaje se enfrenta a numerosos obstáculos a la hora de encontrar un trabajo digno y estable.
Leer más

ley-discapacidad-laboral

Discapacidad laboral: cuando cumplir la ley no es suficiente

La Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, conocida como Ley General de Discapacidad, (LGD) establece que todas las empresas públicas y privadas españolas, cuya plantilla esté formada por 50 ó más empleados, están obligadas a reservar el 2% de su plantilla a personas con una discapacidad igual o superior al 33%. Leer más

Cómo transformar tu empresa en una empresa inclusiva

Las empresas inclusivas son aquellas que cuentan con personas con discapacidad dentro de sus equipos. Los datos demuestran que incorporar a personas discapacitadas dentro de las empresas genera un impacto muy positivo en el conjunto de las organizaciones. Además la Ley General de Discapacidad, que obliga a todas las empresas que tengan 50 ó más trabajadores a cubrir al menos un 2% de su plantilla con personas con discapacidad, permite a las empresas beneficiarse de ciertas ventajas fiscales. Esta combinación de conveniencia y compromiso social está provocando que cada vez sean más las empresas inclusivas que existen en España.

Leer más

5 razones para contratar a personas con discapacidad en tu empresa

Según establece la Ley General de Discapacidad, todas las empresas que tengan 50 trabajadores o más, deben cubrir al menos un 2% de su plantilla con personas con discapacidad. Sin embargo, tal y como han demostrado numerosos estudios, esta imposición legal, lejos de convertirse en una obligación que se cumple a regañadientes, suele tener un impacto muy positivo dentro de las organizaciones. Entre las numerosas ventajas que ofrece la contratación de personal discapacitado podemos enumerar las siguientes: 

1º. Mejora el ambiente dentro de la empresa

Las personas con discapacidad suelen aportar un aire fresco que siempre contagia al resto del equipo. Su dedicación, su entrega y su ilusión son encomiables y fortalecen el sentido de pertenencia. Su integración mejora siempre el clima laboral y despierta el lado más humano y solidario de los trabajadores. 

2º. Los trabajadores con discapacidad son muy eficientes en tareas específicas

Las características especiales de muchos trabajadores con discapacidad les permiten desarrollar habilidades especiales que son muy útiles a la hora de realizar tareas específicas dentro de la empresa. Por ejemplo, las personas con síndrome de Down son muy eficientes en las labores repetitivas, como la manipulación o el embalaje; y las personas con discapacidad físico-motora son muy eficientes realizando tareas que exijan pasar mucho tiempo en su puesto de trabajo

3º. Mejora la reputación corporativa

Contar con trabajadores con discapacidad proporciona a las organizaciones una imagen positiva tanto dentro de la empresa como entre sus clientes, proveedores y competidores. Ser percibida como una empresa socialmente comprometida y responsable es muy valorado por los empleados y los accionistas que se sienten orgullosos de formar parte de una compañía con valores. 

4º. Fomenta el trabajo en equipo

Para muchos empleados la inclusión de personas con discapacidad en sus equipos de trabajo ayuda a romper barreras y estereotipos. Trabajar en equipo con personas con discapacidad suele convertirse en un aprendizaje mutuo y aporta unas vivencias que enriquecen y ennoblecen. Son trabajadores incansables, agradecidos y optimistas, y se convierten enseguida en un modelo para todos.

5º. Ofrece ventajas fiscales

La contratación de personas con discapacidad permite a las empresas beneficiarse de importantes ventajas fiscales, como bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social o subvenciones. 

Asimismo las empresas que contraten a personas con discapacidad tendrán preferencia en la adjudicación de contratos con el Sector Público.

¿Debe mi empresa cumplir la Ley General de Discapacidad?

La Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, conocida como Ley General de Discapacidad, (LGD) establece que todas las empresas públicas y privadas españolas, cuya plantilla esté formada por 50 ó más empleados, están obligadas a reservar el 2% de su plantilla a personas con una discapacidad igual o superior al 33%.
Sin embargo, la LGD sigue registrando un nivel de cumplimiento muy bajo. Según un estudio realizado por la consultora Leialta, el 81% de las empresas españolas no cumplen esta norma y la mayoría son pymes. La razón principal reside en el desconocimiento, aunque las empresas que reconocían estar al tanto de la existencia de la LGD, apuntaban cuatro motivos para no cumplirla. El primero, la falta de una base de datos específica de personas con discapacidad, que les permitiera encontrar a esas personas con el objetivo de contratarlas. El segundo motivo es la incompatibilidad con el puesto de trabajo. El tercero, los costes necesarios paraadaptar a las personas con discapacidad en los puestos de trabajo, eliminando los obstáculos y facilitando la integración. Y el último motivo, y el más controvertido, resultaba ser la creencia de que las personas con discapacidad registran un mayor absentismo. Este dato es cuestionable y un reciente estudio realizado por Activa Mutua Discapacidad, entidad colaboradora de la Seguridad Social, así lo demuestra. Según este estudio, realizado en la comunidad de Castilla y León, el absentismo laboral de una persona con discapacidad está en un 11,2% frente al 10,6% de un trabajador sin discapacidad. Es decir, tan sólo 0,6 puntos de diferencia. Y por otro lado, la motivación y la seguridad que aportan las personas con discapacidad provocan que estos trabajadores sufran menos accidentes de trabajo.

En un marco así, la labor de los Centros Especiales de Empleo se antoja esencial para acompañar a las empresas en este proceso de concienciación y asesoramiento, que permita a las empresas cumplir con la normativa y de paso fortalecer sus equipos con la integración de personas con discapacidad.

Además las empresas pueden acogerse a medidas alternativas para cumplir la LGD si no tienen como objetivo contratar personal discapacitado en plantilla. Entre estas medidas alternativas, la primera es la contratación de servicios a través de un Centro Especial de Empleo. En este caso, las empresas pueden subcontratar una amplia variedad de servicios que pueden ser realizados por personal discapacitado: limpieza, lavandería, mantenimiento, logística, contact center, manipulación, etc.

La segunda medida alternativa es la donación a fundaciones cuya actividad se centre en la integración social de personas discapacitadas. Y por último, la tercera medida consiste en la creación de un enclave laboral. Se entiende por enclave laboral el contrato que suscriben una empresa y un Centro Especial de Empleo para la realización de obras o servicios que requieran el desplazamiento temporal de un grupo de trabajadores con discapacidad a las instalaciones de la empresa.

Pero para el conjunto del empresariado español, tan importante es cumplir con la legislación vigente, como ser fieles al espíritu de laLGD, cuyo objetivo último es ofrecer empleo a personas con discapacidad y favorecer su integración en el mercado laboral.