Discapacidad e inclusión laboral: fomento del empleo de las personas con discapacidad

El acceso al mercado laboral es un factor clave para avanzar en la inserción laboral del colectivo formado por las personas con discapacidad. Para alcanzar este objetivo, las políticas de empleo asociadas a los trabajadores con discapacidad son fundamentales y deben ir dirigidas a su integración, tanto a través de la labor de los Centros Especiales de Empleo, como mediante los mecanismos habituales del sistema ordinario de trabajo. En este contexto, la Dirección General del Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid fomenta la integración laboral de las personas con discapacidad a través de un conjunto de lineas de subvenciones dirigidas a Centros Especiales de Empleo, empresas ordinarias y fundaciones.

Para facilitar la integración laboral de las personas con discapacidad, las empresas con más de 50 trabajadores están obligadas por ley a reservar el 2% de su plantilla a personas con discapacidad. Como alternativa contemplada por la ley, las empresas pueden acogerse a una serie de medidas alternativas, como por ejemplo, subcontratar los servicios de un Centro Especial de Empleo para la realización de determinadas tareas, como por ejemplo limpieza, lavandería, mantenimiento, logística, contact center o manipulación; o realizar una donación a fundaciones cuya actividad se centre en la integración social de personas con discapacidad; o crear un enclave laboral, es decir, firmar un contrato entre la empresa y un Centro Especial de Empleo para la realización de obras o servicios que requieran el desplazamiento temporal de un grupo de trabajadores con discapacidad a las instalaciones de la empresa.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, ponte en contacto con nosotros. Los profesionales que formamos Vivva podemos asesorarte durante todo el proceso de selección y contratación para que encuentres a los candidatos idóneos para cada puesto de trabajo. Asimismo te ayudamos para que la integración en tu empresa de las personas con discapacidad sea rápida y efectiva.

Vídeo: Entrevista a Emilio Fernández. Un persona con discapacidad.
“Este empleo me aporta satisfacción y tranquilidad. Puedo dar de comer a mi familia”.

Vivva somos un Centro Especial de Empleo reconocido por la Comunidad de Madrid y contamos con una Base de Datos con un gran número de perfiles de profesionales con discapacidad. Nuestro compromiso con nuestros clientes se basa en una sencilla propuesta: sólo cobramos por nuestros servicios si la persona con discapacidad es finalmente contratada. Por eso, si tu empresa decide contratar nuestros servicios, no tendría absolutamente nada que perder.

La Comunidad de Madrid ofrece subvenciones a las empresas por cada contrato que suscriban con trabajadores con discapacidad a tiempo completo o parcial. Asimismo, también pueden beneficiarse de subvenciones las empresas que transformen en indefinido cualquier contrato temporal de fomento de empleo formalizado con trabajadores discapacitados.

El trabajo coordinado de las instituciones públicas, en este caso, la Comunidad de Madrid, junto con los Centros Especiales de Empleo y las empresas permite avanzar en la integración laboral de las personas con discapacidad.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Día Mundial del Síndrome de Down, celebremos la diversidad

En diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down. Con esta decisión, las Naciones Unidas pretendían concienciar a la población mundial sobre el Síndrome de Down y resaltar de paso “la valía de las personas con discapacidad como promotores del bienestar y de la diversidad de las comunidades”.

La fecha del 21 de marzo no se eligió por casualidad, la Asamblea General de las Naciones Unidas escogió el 21 de marzo con el objetivo de resaltar la condición del cromosoma extra en el par número 21 (21 – 03, 21 de marzo).

El Síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, y existe en todas las zonas del mundo. Un acceso adecuado a la salud y a la educación, así como una intervención temprana, son esenciales para el crecimiento y el desarrollo de la persona. En España existen unas 35.000 personas con Síndrome de Down, mientras que en el mundo la población total se calcula en unos cinco millones de personas.

En lo que respecta a la integración laboral, sólo el 5% de las personas con Síndrome de Down cuenta con un contrato de trabajo. A pesar de que nuestro país tiene una legislación en materia de contratación laboral que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a dedicar el 2% de sus puestos a discapacitados. En este post abordamos este tema con mayor profundidad.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down, la Asociación Down España ha lanzado la campaña “Auténticos”, que rápidamente se ha convertido en un fenómeno viral. La campaña, realizada sin guión, “muestra a las personas con Síndrome de Down tal y como son, sin artificios, y refleja que ellos son inimitables, espontáneos y genuinos, en definitiva, auténticos”, indica la entidad.

Los protagonistas de la campaña son personas con Síndrome de Down, que aparecen acompañados de sus familiares, amigos o parejas, y expresan en primera persona en qué consiste el Síndrome de Down, que implica y en qué afecta en su vida diaria. Su espontaneidad, a la hora de hablar de sí mismos, emociona desde el primer momento del vídeo y frases como “con la operación bikini estoy bien para poder ir a la playa en verano” o “yo me veo genial de arriba a abajo” no pasan desapercibidas. El vídeo concluye con un mensaje de optimismo: “Estamos aquí para luchar juntos hacia el futuro. Si nosotros no triunfamos, no vale para nada, queremos triunfar, queremos hacer de todo”.

Otra campaña que se está haciendo muy popular estos días con motivo de la celebración del Día Mundial del síndrome de Down tiene a una niña escocesa llamada Chloe como protagonista. En un vídeo compartido en Facebook por su madre, Chloe celebra el Día Mundial del Síndrome de Down llevando “calcetines dispares”. Su ocurrencia ha cautivado a los internautas y el vídeo ya acumula más de 19 millones de reproducciones.

Sin duda la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down es una ocasión muy interesante para visibilizar a este colectivo y para acercarlo a todas las capas de la sociedad. Desde Vivva queremos sumarnos a esta celebración y supone para nosotros un acicate más para trabajar con más ilusión si cabe en la inclusión laboral de las personas con Síndrome de Down.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

La diversidad funcional y el ámbito laboral

La diversidad funcional es un término alternativo al de discapacidad y que ha empezado a ser utilizado por algunas personas e instituciones que consideran peyorativas palabras como “discapacidad” o “minusvalía”. La primera vez que se utilizó el término “diversidad funcional” en España fue en 2005 y fue acuñado por el “Foro de Vida Independiente y Divertad”, una comunidad surgida en 2001 y formada por personas de toda España, y de otros países, que conforman un foro de reflexión filosófica y de lucha por los derechos de las personas con diversidad funcional. Esta comunidad está muy vinculada al Movimiento de Vida Independiente (MVI), un movimiento social que nació en el marco de la lucha por los derechos civiles de finales de los años 60 en los Estados Unidos en concreto en la Universidad de Berkeley, California. Este movimiento fue impulsado por la acción de un grupo de personas con diversidad funcional que necesitaban asistencia personal para realizar sus actividades diarias.

En la actualidad, en España la palabra más utilizada para definir a este colectivo es “minusválido”: plazas de aparcamiento reservadas para minusválidos, aseos para minusválidos, hoteles para minusválidos, etc. Este término describe a estas personas como “menos válidas”, o que “valen menos”.

Por otra parte, en los textos jurídicos, se mantiene esta terminología y se utilizan palabras como “incapacitación”, “incapacidad”, “discapacidad”, “invalidez”, “minusvalía” o “dependencia”. Todos estos términos refuerzan un aspecto negativo de la realidad de estas personas, y contribuyen a construir una imagen de personas menos capacitadas.

En la actualidad el término oficial para referirse a este colectivo es “personas con discapacidad”, que es el término que recoge la Organización Mundial de la Salud en su Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, y que utiliza tanto la legislación internacional como las asociaciones que representan a las personas de este colectivo.

Con el término “diversidad funcional” se propone una nueva visión que no es negativa, y que no implica una deficiencia, una enfermedad o un retraso. La percepción negativa viene derivada de la visión del modelo médico tradicional, que presenta a la persona diferente como una persona biológicamente imperfecta, a la que hay que rehabilitar.

En el ámbito laboral esta visión tradicional de las personas con discapacidad ha conformado una imagen de este colectivo en su conjunto como personas con menos habilidades para las tareas profesionales, sea cual sea su discapacidad. La diversidad funcional ayuda también a romper con este prejuicio y define a estas personas como hombres y mujeres que presentan capacidades diferentes a las de otras personas. Su discapacidad, provoca que sus funcionalidades sean distintas a las de otros seres humanos, y a veces requieren unas necesidades específicas para sus actividades cotidianas (como encender la luz, subir y bajar persianas, escribir en el ordenador, etc.).

A la hora de contratar personas con discapacidad, muchas empresas se dejan llevar por una primera impresión y son presas de los prejuicios, desperdiciando la oportunidad de incorporar a sus equipos personas muy capacitadas. Por desgracia, para muchos empresarios y directivos, aún prevalece el físico sobre el intelecto, y todavía queda mucho camino que recorrer.

El uso apropiado del lenguaje es una herramienta muy útil para fortalecer una idea. Por eso es necesario que el lenguaje ayuda a identificar a las personas con diversidad funcional como personas completamente aptas para la mayoría de las tareas profesionales.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Sonrisas bien empleadas | Tatiana Medina Bazán

“A pesar de mi discapacidad, puedo ser igual que cualquiera y trabajar igual que cualquiera” 

 Tatiana Medina Bazán tiene 48 años, es boliviana y lleva 14 años viviendo en España. Llegó sola, sin familia, después de un breve paso por Suiza. Su discapacidad auditiva no le ha impedido encontrar un empleo en nuestro país y actualmente trabaja como operaria de limpieza en una clínica privada. Tatiana es un ejemplo de humanidad y su sonrisa contagia a todos los que la rodean. Hace unos días estuvimos charlando con ella y nos explicó lo que significa para ella trabajar. En este vídeo (enlace) puedes ver la entrevista completa, y hemos seleccionado en este post algunas de sus intervenciones más destacadas, que sin duda serán de sumo interés para las personas con discapacidad que buscan un empleo.

Tatiana es empleada de Vivva, Centro Especial de Empleo que ayuda a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación del personal discapacitado. También ayuda a las personas a buscar un empleo, formarles y tener un grupo de profesionales a los que acudir para aconsejarles en cualquier ámbito profesional y personal.

La alegría de Tatiana es un estímulo constante para todos sus compañeros de trabajo, tanto en Vivva como en la clínica donde Tatiana desarrolla a diario su actividad. 

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi trabajo consiste en ofrecer servicios de limpieza, en concreto soy operaria de limpieza. Mi centro oficial es una clínica privada y cada día debo atender las habitaciones de los pacientes, office, pasillos, centros de admisión del personal de clínica y de enfermería, hospital de día, diálisis… 

Todos los días, como soy cristiana, antes de salir de casa para ir al trabajo, rezo para que todo me salga bien, para que mi día sea más llevadero y para que, a pesar de las dificultades, no me abandone nunca la sonrisa y sea siempre optimista para superar cualquier circunstancia que se presente.

 

¿Cómo es el trato dentro de la empresa?

Para mí la empresa es como mi segunda familia, porque a pesar que estoy fuera de mi país desde hace ya muchos años, agradezco mucho a Dios que se me haya presentado la oportunidad de trabajar con ellos. Son gente muy profesional, que sabe trabajar y sabe cómo tratar al trabajador. Con mis compañeros trato de ser lo mejor que puedo, ser compañera y amiga a la vez, porque en esta vida no todo es trabajo, hay que aprender a ser más humanos. Cada uno venimos de situaciones diferentes y tenemos que convivir para que cada día sea positivo y así día a día superar las adversidades y los problemas que tengamos. 

¿Qué significa para ti poder trabajar?

Poder trabajar, a pesar de mi discapacidad auditiva, ha elevado mucho mi autoestima, porque yo vengo de Sudamérica, y allí nosotros tenemos otra mentalidad. Quiero decir que allí avanzamos pocos, y en nuestros países hay demasiada ignorancia y egoísmo. Aquí en España nos han dado la oportunidad de avanzar y de sentirnos útiles sobre todo, como personas. Para mí trabajar es mi día a día, es un entretenimiento, es madurar a nivel personal, y me permite conocer más al núcleo de personas que me rodea: mis compañeros y mis jefes. 

Aquí me siento valorada como persona, como ser humano, y como he superado muchas dificultades, ahora sé que soy capaz de hacer muchas más cosas.  

Mi discapacidad auditiva no me hace sentirme menos que nadie. Tengo mi propia personalidad, tengo seguridad en mí misma, y puedo demostrar a los demás que, a pesar de los problemas que tengo, puedo ser igual que ellos y trabajar igual que ellos.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Cómo contratar a personas con discapacidad

Son cada vez más los directores de Recursos Humanos y los empresarios que se plantean contratar personal con una discapacidad, pero sin embargo la mayoría no cuentan con la experiencia adecuada para realizar con garantías el proceso de selección y la contratación final. Por eso la labor de empresas especializadas en este campo es esencial para que las empresas tomen las decisiones más acertadas y se beneficien de todas las ventajas (cuantitativas y cualitativas) que supone el cumplimiento de la ley.

Vivva somos un Centro Especial de Empleo que ayudamos a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación de personal con discapacidad.

En Vivva, cuando nos ponemos en contacto con un empresario o director de Recursos Humanos que ha decidido incorporar personal discapacitado a su empresa le proponemos dos alternativas. En ambas alternativas les dejamos claro que hay un trabajo común a desarrollar y que describimos a continuación. 

En una primera reunión, los responsables de la empresa deben definir con detalle el perfil profesional que necesitan cubrir: formación, requisitos, capacidades, etc,, así como el rango salarial que tienen previsto ofrecer al candidato. Con esa información, en Vivva estudiamos el tipo de discapacidad que mejor se ajusta al perfil y nos encargamos de realizar una preselección en la que intentamos obtener dos candidatos por puesto, y que luego presentaremos a la empresa. Un profesional de Vivva acompaña a los dos candidatos a la entrevista individual con la empresa y aconseja a los responsables sobre la persona a incorporar. 

 

A partir de este momento, es la propia empresa la que decide el modelo de colaboración que más le interesa establecer con Vivva. Los dos modelos entre los que la empresa puede elegir son los siguientes:

 

Modelo A: El cliente incorpora directamente a su plantilla a la persona o personas que les hemos seleccionado. 

En este caso, Vivva recibe una contraprestación por sus servicios, consistente en una mensualidad del salario (con un mínimo) de la persona a incorporar, y desde ese momento nosotros no tenemos más relación con el trabajador – salvo que él decida ponerse en contacto con nosotros, por la razón que considere oportuna – y con la empresa salvo que decida seguir colaborando con nosotros para una nueva contratación. En ese caso, Vivva iniciará el proceso como si fuera un nuevo proceso.

 

Modelo B: La persona contratada se encontrará físicamente en la empresa, pero pasará a formar parte de la plantilla de Vivva, durante un período que oscilará entre tres y seis meses. 

Durante ese tiempo, Vivva realizará un seguimiento semanal de su adaptación a la empresa, al puesto y a sus compañeros. Asimismo Vivva estará en constante comunicación con el responsable asignado a esa persona en la empresa, para garantizar una óptima integración. En este caso, VIVVA cobrará una cuota mensual a la empresa, hasta que la empresa decidiera incorporar finalmente a la persona con discapacidad. En el caso de que no se produjera una adaptación a la empresa, Vivva buscaría un nuevo candidato que reuniese los requisitos necesarios, sin ningún coste para la empresa salvo el coste mensual del pago al trabajador cuando la empresa decida que se inicie el servicio en sus instalaciones.

 

 

Si estás interesado en contratar personas con discapacidad, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a organizar con éxito el proceso de selección. Vivva somos un grupo empresarial con más de 10 años de experiencia que colaboramos con las empresas en su deber de cumplir la Ley General de Discapacidad, mediante el asesoramiento y la integración de personas en sus organizaciones. 

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Inserción Personal Discapacitados S.L.

¿Tienes una discapacidad y estás buscando empleo?

Si tienes una discapacidad física, psíquica o sensorial y te enfrentas en estos momentos a la difícil tarea de buscar empleo, te interesa saber que existen unas leyes que deben cumplir las empresas y que favorecen la contratación de personas con discapacidad. Además, te conviene saber también que los empresarios se benefician de importantes ventajas fiscales cuando contratan a personas con discapacidad y que esta situación favorece tu acceso al mercado laboral.

Así que pon manos a la obra y empieza a dar los pasos oportunos para alcanzar tu meta.

Leer más

La inserción laboral de personas con discapacidad

La inserción laboral de las personas con discapacidad constituye un proceso que requiere la implicación de empresas e instituciones públicas y cuyo objetivo debe ser siempre la creación de empleo en las mismas condiciones de horarios, tareas y sueldos que los trabajadores sin discapacidad.

Según datos de Odismet (Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo en España), sólo una de cada cuatro personas con discapacidad está ocupada, y además, si los comparamos con trabajadores sin discapacidad, suelen desarrollar su actividad en condiciones laborales desiguales.

En concreto, las personas con discapacidad sensorial auditiva (44,6%) o visual (33,6%) presentan una tasa de empleo muy superior a la de quienes presentan una enfermedad mental (15,8%) o una discapacidad intelectual (17,4%). Y si analizamos la situación de personas con alguna discapacidad física o de movilidad, la tasa de empleo se sitúa en un 28,4%.

Las diferencias se acentúan si se tiene en cuenta el nivel de estudios realizado. La mitad de las personas con discapacidad que tienen estudios superiores (47,2%) tienen un empleo, mientras que los que han alcanzado la Educación Primaria la tasa de empleo es del 13,1%, y en la Educación Secundaria, del 28,2%.

Estos datos requieren una actuación inmediata por parte de las empresas e instituciones públicas, si queremos atenuar el problema del desempleo de un colectivo que representa el 5,9% de la población española en edad laboral.

Por esa razón, la inserción laboral de las personas con discapacidad es un reto que debe afrontar nuestra sociedad con la participación de todos los agentes sociales implicados.

En este sentido la labor que realizan los Centros Especiales de Empleo es clave para favorecer la integración laboral de este colectivo.

Vivva es un Centro Especial de Empleo que ayuda a las personas y a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación de personal discapacitado. Desde su fundación, hace más de 10 años, Vivva está atendiendo las necesidades profesionales de las personas con algún tipo de discapacidad, hasta el punto de comprometerse a conocer y estudiar cada caso en particular para ofrecer a cada solicitante un asesoramiento personalizado.

Las mujeres con discapacidad tienen más dificultades para encontrar empleo que los hombres

La búsqueda de un empleo estable y debidamente remunerado supone un difícil reto para gran parte de la población española, pero en el caso del colectivo de mujeres con discapacidad el reto suele convertirse en una misión imposible.
Leer más

sindrome-down-empleo

7 ventajas de contratar a personas con síndrome de Down

La integración laboral de personas con discapacidad intelectual, y en concreto, de personas con síndrome de Down es un desafío que ofrece numerosas ventajas a las empresas. Sin embargo, en España sólo el 5% de las personas con síndrome de Down mayores de 18 años tienen un contrato de trabajo. Y eso que nuestra legislación en materia de contratación laboral obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a reservar el 2% de los puestos a discapacitados. Según una encuesta realizada por la empresa Leialta, consultora especializada en inclusión laboral de personas con discapacidad, el 81% de las empresas españolas no cumple con la legislación vigente.  Leer más

Turismo accesible, turismo para todos

Ahora que las vacaciones de verano llegan a su fin, hemos creído conveniente dedicar un post a analizar brevemente la situación de la accesibilidad para discapacitados dentro del sector turístico en nuestro país. Viajar siempre supone una aventura, pero para los turistas con discapacidad, por desgracia la aventura acaba convirtiéndose en muchas ocasiones en un experiencia frustrante.  Leer más