Cómo adaptar los puestos de trabajo para las personas con discapacidad

La adaptación del puesto de trabajo para las personas con discapacidad no sólo es una obligación legal recogida en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, sino que también puede suponer una importante ventaja competitiva en el proceso de las empresas por favorecer la inclusión laboral. La adaptación de los puestos de trabajo afecta a diversas áreas, como la flexibilidad horaria, la supresión de barreras arquitectónicas o la adaptación del mobiliario. En todos los casos los puestos de trabajo deben adaptarse a los trabajadores con discapacidad – y no al revés – con el objetivo de lograr que los puestos sean accesibles y permitan desarrollar las capacidades y las habilidades de los trabajadores con discapacidad.
En este post vamos a intentar explicarte qué pasos debes seguir en tu empresa para adaptar los puestos de trabajo a las necesidades especiales de las personas con discapacidad.

 

 

 

¿Están las empresas obligadas a adaptar los puestos de trabajo a las necesidades especiales de los trabajadores con discapacidad?

Según establece el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales es obligación del empresario la adecuación del puesto de trabajo a las circunstancias específicas de los trabajadores con discapacidad. Dicha obligación también está reflejada en el artículo 4.2 del Estatuto de los Trabajadores, en la Directiva 89/391/CEE y en la Directiva 2000/78/CEE del Consejo Europeo.
Es importante que sepas que existen ayudas públicas y subvenciones a disposición de las empresas que lo soliciten para que puedan sufragar los costes necesarios, tal y como establece el artículo 7 de la Ley de Igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal (LIONDAU).

 

 

¿Para qué tipo de trabajadores con discapacidad es necesaria la adaptación del puesto de trabajo?

No todos los trabajadores con discapacidad requieren que la empresa adapte sus puestos de trabajo a sus necesidades especiales. Los trabajadores más susceptibles de estos ajustes son los siguientes:

Trabajadores con discapacidad o incapacidad permanente

Trabajadores con capacidad disminuida, que debido a una enfermedad o a un accidente han experimentado una disminución de sus capacidades para el desempeño de sus tareas habituales

Trabajadores con discapacidad sobrevenida, como por ejemplo, las trabajadoras que acaban de ser madres y que se han reincorporado a su puesto de trabajo tras el parto o el período de lactancia

• Trabajadores que, si bien no tienen reconocida ninguna discapacidad, pueden estar expuestos en su puesto de trabajo a ciertos riesgos como alergias o disminución sensorial.

 

 

 

Criterios ergonómicos para la adaptación de los puestos de trabajo para trabajadores con discapacidad

La adaptación de los puestos de trabajo debe afrontarse teniendo en cuenta tres aspectos:

1º. la persona trabajadora

2º. las tareas que debe realizar

3º. El puesto de trabajo

En todos los casos la adaptación del puesto de trabajo debe ser privada y confidencial, y debe garantizar la autonomía y los derechos del trabajador.
La adaptación de los puestos de trabajo para las personas con discapacidad debe realizarse respetando los criterios de la ergonomía, teniendo en cuenta las necesidades y limitaciones de los trabajadores con discapacidad y analizando los aspectos que afecten al diseño y a los procesos de producción.
La ergonomía permite encontrar soluciones que permitan adaptar el entorno laboral a las características de los trabajadores con discapacidad. Entre las medidas que deben afrontarse, las más frecuentes son las siguientes:

• Supresión de barreras arquitectónicas
• Facilitar el acceso del trabajador a todas las áreas de las empresa
• Ajustar la iluminación
• Adaptar sillas y mesas
• Añadir sonidos de advertencia en ascensores y rampas
• Designación de trabajadores de apoyo: compañeros de trabajo que deben ayudar al trabajador para guiarle en su puesto o comunicarse con él
• Disponer de dispositivos de apertura automática en puertas pesadas
• Instalación de timbres a la altura de personas en silla de ruedas
• Incorporación de teclados en braille y teléfonos con sistema de manos libres
• Colocación de señales en letras grandes, táctiles y en braille

 

 

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

El Certificado de Discapacidad: imprescindible para trabajar

Tanto si eres empresario y quieres contratar a trabajadores con discapacidad, como si eres un profesional con alguna discapacidad que estás buscando empleo, es necesario que sepas qué es el Certificado de Discapacidad y para qué sirve. Se trata de un documento imprescindible a la hora de poder contratar a un trabajador. Y todas las empresas deberán solicitarlo en algún momento del proceso de selección y contratación.
El Certificado de Discapacidad es un documento oficial que acredita tu condición legal de persona con discapacidad.

 

FASE I: Reconocimiento del grado de tu discapacidad

Primero debes acreditar tu condición legal de persona con discapacidad. Esta documentación debe estar expedida por la Administración Autonómica y para que tu discapacidad esté reconocida debe tener como mínimo un grado del 33%. Para obtener esta documentación debes tener nacionalidad española o ser extranjero residente legalmente en España, y debes estar empadronado en cualquiera de los municipios de tu Comunidad Autónoma.

¿Dónde puedes encontrar la solicitud de la certificación del grado de tu discapacidad?

Puedes descargarte la solicitud de Reconocimiento del Grado de Discapacidad en este enlace.

 

 

¿Qué documentación debes presentar junto a la solicitud del reconocimiento de tu discapacidad?

• Fotocopia de tu DNI o fotocopia del libro de familia en el caso de menores de edad.
• Fotocopia del DNI del representante legal, si es el caso y del documento acreditativo de la representación legal o guardador de hecho.
• Documento que acredite que estás empadronado en cualquiera de los municipios de tu Comunidad Autónoma.
• Fotocopia de la tarjeta de residente, en caso de no tener nacionalidad española
• Acreditación administrativa de la residencia en España, para los ciudadanos de la Unión Europea.
• Fotocopia de todos los informes médicos y psicológicos que avalen tu discapacidad
• En el caso de revisión por agravamiento o mejoría, fotocopia de los informes que acrediten dicho agravamiento o mejoría.

¿Dónde debes presentar la solicitud de la certificación del grado de tu discapacidad junto a la documentación requerida?

• Puedes presentar toda la documentación por Internet, a través del registro electrónico de la Consejería de tu Comunidad Autónoma. En este enlace tienes toda la información.
Una vez registrada la solicitud, quedará habilitado el servicio de “consulta de expedientes”, desde donde podrás aportar documentación y podrás enviar comunicaciones referidas a tu solicitud.

• También puedes presentar la documentación en los Centros Base.

 

 

¿Qué son los Centros Base?

Los Centros Base son servicios especializados de atención básica a personas con discapacidad. Suponen un recurso específico de apoyo técnico para los dispositivos ordinarios y servicios de tu área geográfica. Ofrecen numerosos servicios, entre los que figuran: información y valoración de la condición de discapacidad, orientación, tratamientos (fisioterapia, intervención psicológica, etc) y elaboración de dictámenes médicos.

¿Dónde están los Centros Base?

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid existen nueve Centros Base. En función de tu código postal te corresponderá un Centro Base determinado. En este enlace puedes encontrar la relación de Centros Base existentes en Madrid.

¿Cuánto tiempo duran estos trámites?

Una vez registrada la solicitud desde el Centro Base contactarán contigo para facilitar te una fecha de entrega del certificado. Suele tardar un plazo máximo de tres meses.

¿Quién realiza la valoración de tu discapacidad?

La valoración la llevará a cabo un equipo formado por un médico, un psicólogo y un trabajador social. A este órgano se le conoce como EVO (Equipo de Valoración y Orientación).

 

FASE II: Solicitud del Certificado de Discapacidad

Una vez tengas acreditado el grado de tu discapacidad, puedes solicitar el Certificado de Discapacidad.

¿Dónde puedes encontrar el impreso de solicitud del Certificado de Discapacidad?

El impreso de solicitud del Certificado de Discapacidad puedes encontrarlo en la web www.madrid.org en este enlace. En la columna de la derecha, en el bloque donde pone “Gestión” pincha en la opción “Impresos” y podrás descargarte el impreso de solicitud.

 

 

¿Qué documentación debes presentar para obtener el Certificado de Discapacidad?

• Fotocopia del DNI o fotocopia del libro de familia.
• Si es el caso, fotocopia del DNI del representante legal y del documento acreditativo de la representación legal o guardador de hecho.
• Solicitud para el reconocimiento del grado de discapacidad.
• Documento que demuestre que estás empadronado en un municipio de la Comunidad de Madrid.
• Fotocopia de los informes médicos y psicológicos que avalen la discapacidad reconocida.
• En caso de revisión por agravamiento, fotocopia de los informes necesarios.
• Si la solicitud la firma una persona distinta del interesado, debe presentarse una fotocopia del DNI del representante legal y un documento acreditativo de la representación legal.
• Fotocopia de la tarjeta de residentes, en el caso de no tener nacionalidad española.
• Los ciudadanos de la Unión Europea deberán presentar acreditación administrativa de su residencia en España.
• Además de las fotocopias debes presentar los documentos originales para su compulsa o bien los documentos ya compulsados.

¿Dónde debes presentar tu solicitud del Certificado de Discapacidad?

• Puedes presentar tu solicitud por Internet a través del registro electrónico de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de tu Comunidad Autónoma. Para ello deberás disponer de tu DNI electrónico o de uno de los Certificados electrónicos reconocidos por tu Comunidad.

• También puedes presentar tu solicitud en cualquiera de las oficinas de asistencia en materia de registro de la Comunidad de Madrid, de la Administración General del Estado, de otras Comunidades Autónomas, Entidades Locales, oficinas de Correos, representaciones diplomáticas y oficinas consulares de España en el extranjero.

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Discapacidad y Trabajo: datos en España y en el mundo

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) las personas con discapacidad suponen aproximadamente mil millones del total de la población mundial. De esos mil millones, un 80% se encuentran en edad de trabajar, y sin embargo, un alto porcentaje se enfrenta a numerosos obstáculos a la hora de encontrar un trabajo digno y estable.
Leer más

ley-discapacidad-laboral

Discapacidad laboral: cuando cumplir la ley no es suficiente

La Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, conocida como Ley General de Discapacidad, (LGD) establece que todas las empresas públicas y privadas españolas, cuya plantilla esté formada por 50 ó más empleados, están obligadas a reservar el 2% de su plantilla a personas con una discapacidad igual o superior al 33%. Leer más

¿Debe mi empresa cumplir la Ley General de Discapacidad?

La Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, conocida como Ley General de Discapacidad, (LGD) establece que todas las empresas públicas y privadas españolas, cuya plantilla esté formada por 50 ó más empleados, están obligadas a reservar el 2% de su plantilla a personas con una discapacidad igual o superior al 33%.
Sin embargo, la LGD sigue registrando un nivel de cumplimiento muy bajo. Según un estudio realizado por la consultora Leialta, el 81% de las empresas españolas no cumplen esta norma y la mayoría son pymes. La razón principal reside en el desconocimiento, aunque las empresas que reconocían estar al tanto de la existencia de la LGD, apuntaban cuatro motivos para no cumplirla. El primero, la falta de una base de datos específica de personas con discapacidad, que les permitiera encontrar a esas personas con el objetivo de contratarlas. El segundo motivo es la incompatibilidad con el puesto de trabajo. El tercero, los costes necesarios paraadaptar a las personas con discapacidad en los puestos de trabajo, eliminando los obstáculos y facilitando la integración. Y el último motivo, y el más controvertido, resultaba ser la creencia de que las personas con discapacidad registran un mayor absentismo. Este dato es cuestionable y un reciente estudio realizado por Activa Mutua Discapacidad, entidad colaboradora de la Seguridad Social, así lo demuestra. Según este estudio, realizado en la comunidad de Castilla y León, el absentismo laboral de una persona con discapacidad está en un 11,2% frente al 10,6% de un trabajador sin discapacidad. Es decir, tan sólo 0,6 puntos de diferencia. Y por otro lado, la motivación y la seguridad que aportan las personas con discapacidad provocan que estos trabajadores sufran menos accidentes de trabajo.

En un marco así, la labor de los Centros Especiales de Empleo se antoja esencial para acompañar a las empresas en este proceso de concienciación y asesoramiento, que permita a las empresas cumplir con la normativa y de paso fortalecer sus equipos con la integración de personas con discapacidad.

Además las empresas pueden acogerse a medidas alternativas para cumplir la LGD si no tienen como objetivo contratar personal discapacitado en plantilla. Entre estas medidas alternativas, la primera es la contratación de servicios a través de un Centro Especial de Empleo. En este caso, las empresas pueden subcontratar una amplia variedad de servicios que pueden ser realizados por personal discapacitado: limpieza, lavandería, mantenimiento, logística, contact center, manipulación, etc.

La segunda medida alternativa es la donación a fundaciones cuya actividad se centre en la integración social de personas discapacitadas. Y por último, la tercera medida consiste en la creación de un enclave laboral. Se entiende por enclave laboral el contrato que suscriben una empresa y un Centro Especial de Empleo para la realización de obras o servicios que requieran el desplazamiento temporal de un grupo de trabajadores con discapacidad a las instalaciones de la empresa.

Pero para el conjunto del empresariado español, tan importante es cumplir con la legislación vigente, como ser fieles al espíritu de laLGD, cuyo objetivo último es ofrecer empleo a personas con discapacidad y favorecer su integración en el mercado laboral.