Juan Lozano: “En Vivva queremos contribuir a mejorar la sociedad creando empleo para personas con discapacidad”

Juan Lozano es director general de Vivva, un grupo de empresas cuya actividad se centra en ofrecer trabajo a personas con discapacidad. Vivva es hoy una realidad gracias al esfuerzo y la ilusión de varias personas que decidieron hace diez años convertir en realidad su visión de una sociedad en la que todas las personas tuvieran las mismas oportunidades a la hora de trabajar. 

En esta entrevista, que puedes ver en vídeo o leerla en este post, Juan Lozano define las líneas de actuación de Vivva.

¿Por qué nació Vivva?

Vivva es un proyecto empresarial puesto en marcha por un grupo de personas – que con el tiempo acabamos convirtiéndonos en amigos – que queríamos contribuir a crear una sociedad mejor. Desde el primer momento creíamos en un modelo de colaboración y queríamos que todas las personas pudieran recibir lo que realmente necesitan para vivir y desarrollarse en sociedad. Somos completamente contrarios a ese modelo basado exclusivamente en la competencia y en la obsesión por ganar dinero, un modelo que busca lucrarse sin preocuparse por los valores y los medios que utiliza. Nosotros queríamos constituirnos en la parte contrapuesta a este modelo, trabajando para la sociedad, y reuniendo a un grupo de colaboradores realmente magníficos.

¿Cuál es la principal actividad de Vivva?

Vivva es un grupo de empresas que tiene un enfoque muy social. En Vivva trabajan todo tipo de personas con nosotros, pero nuestro objetivo es conseguir trabajo a personas con discapacidad, ayudando de paso a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad. Para alcanzar nuestro objetivo ofrecemos una amplia gama de servicios y siempre con profesionales con discapacidad. Por eso Vivva está muy enfocado a las personas como principal objetivo y desde nuestras oficinas estamos todos centrados en ofrecer trabajo a las personas con discapacidad, para que se lleven una recompensa a casa, no sólo económica, sino también emocional y moral, y que se sientan plenamente integrados dentro de la empresa.

¿Qué es un Centro Especial de Empleo?

Una de las sociedades que conforma el grupo Vivva es un Centro Especial de Empleo. Los Centros Especiales de Empleo son compañías como otras cualquiera, que tienen que cumplir además una serie de requisitos que hoy exigen las Comunidades Autónomas donde operas y donde ofreces tus servicios. Los requisitos principalmente están relacionados con el porcentaje de personas con discapacidad a las que ofreces trabajo dentro de tu empresa. La ley exige un mínimo del 70% y en Vivva estamos hablando de cifras por encima el 90% de personal discapacitado que trabaja con nosotros. Por otro lado, la ley también te obliga a acondicionar tus instalaciones, y te exige contar en tu plantilla con especialistas que puedan apoyar a estas personas con algún tipo de discapacidad o capacidades distintas. Sólo si cumples todos estos requisitos tu correspondiente Comunidad Autónoma puede concederte la calificación de Centro Especial de Empleo.

Pero en Vivva queremos ir más allá. Pensamos que aparte de estos requisitos que te exige la ley hay que tener cumplir otros requisitos que son más sociales y más éticos para poder convertirte en un Centro Especial de Empleo. Nos referimos a contribuir de alguna forma a mejorar nuestra sociedad ofreciendo trabajo a estas personas con discapacidad, y no disponer de un Centro Especial de Empleo simplemente para ofrecer una serie de servicios y lucrarse sin importarte quién está implementando estos servicios. Por eso pensamos que la ley hay que cumplirla, faltaría más, así como reunir los requisitos que exige la Comunidad Autónoma, pero pensamos que es más importante que la gente que forma parte de un Centro Especial de Empleo esté muy concienciada con su labor y que tenga claro que su misión debe ser ayudar a las personas con discapacidad a encontrar un trabajo digno, contribuyendo así a mejorar la sociedad.

¿Cuál es el equipo de Vivva?

En Vivva trabajan más de 300 personas, y la mayoría son maravillosas, yo no puedo decir otra cosa. Por desgracia, no tengo el gusto de conocer a todas personalmente, pero todos los profesionales que estamos aquí en las oficinas centrales, de una forma o de otra, sí que las conocemos. De muchos no sabemos más que pequeños detalles de su vida, y con otros se ha ido creando una relación más profunda. A todos intentamos ayudarles a mejorar su día a día, tanto los que estamos aquí en las oficinas centrales, como los especialistas que se encuentran desplazados en las empresas. En Vivva trabaja un grupo magnífico de profesionales con una sólida preparación y que cada día hacen bueno nuestro lema “Sonrisas bien empleadas”. Para mí es un placer contar con ellos y cada día veo en sus rostros a ilusión que ponen en su trabajo. Esa ilusión diaria es una de las contribuciones más importantes que Vivva puede aportar al mundo de la discapacidad. Aquí en las oficinas centrales, Arancha, Nieves, Alberto, Ricardo… forman un equipo magnífico, da gusto trabajar con ellos, no solo por lo que saben sino también por cómo piensan y cómo actúan.

El enclave laboral, una fórmula que facilita el empleo a las personas con discapacidad

Un enclave laboral es un grupo de trabajadores / as con discapacidad que pertenecen a la plantilla de un Centro Especial de Empleo, pero que realizan sus tareas dentro de las instalaciones de otra empresa con la que el Centro Especial de Empleo ha suscrito un acuerdo de colaboración. Se trata de una fórmula de relación comercial que pretende fomentar la inclusión laboral de las personas con discapacidad.

¿En qué consiste un enclave laboral?

En vez de incorporar nuevos trabajadores a su plantilla, la empresa contrata los servicios de un Centro Especial de Empleo que cubren ampliamente sus necesidades, contando a tiempo completo con la presencia de un grupo de profesionales dentro de las instalaciones de la empresa. De esta manera, la empresa se evita tener que asumir costes fijos derivados de la contratación de personal; y por otro lado, los trabajadores con discapacidad tienen a su alcance una nueva fórmula que puede facilitarles su acceso al mercado laboral. 

La contratación de un enclave laboral puede realizarse por un período inicial de 3 meses, y puede ir renovándose a través de prórrogas del contrato, hasta alcanzar un máximo de 3 años.

Los trabajadores que forman un enclave laboral

El enclave laboral siempre estará formado por trabajadores con discapacidad que serán seleccionados por el Centro Especial de Empleo. El 60% de los trabajadores del enclave deberán presentar dificultades especiales para el acceso al mercado ordinario de trabajo. Se consideran personas trabajadores con discapacidad que presentan dificultades especiales los siguientes grupos: 

• Las personas con enfermedad mental, parálisis cerebral o discapacidad intelectual con un grado igual o superior al 33%.

• Las personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65%

• Las mujeres con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 33 %

Los demás trabajadores del enclave laboral deberán ser trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

Ventajas de un enclave laboral

Las empresas que suscriben un acuerdo con un Centro Especial de Empleo para crear un enclave laboral en sus instalaciones, y decidan contratar después de un período mínimo de tres meses a alguna de las personas del enclave laboral, pueden beneficiarse de las siguientes subvenciones:

• Entre 3.907 y 7.814 € por cada contrato de trabajo celebrado a jornada completa, en función del tipo de discapacidad de la persona a contratar.

• Bonificación de hasta un 100% de las cuotas empresariales de la Seguridad Social.

• Ayudas para la adaptación del puesto de trabajo y eliminación de barreras y obstáculos.

En la práctica, la figura del enclave laboral no ha funcionado principalmente porque no es sencillo cumplir con todos los requisitos que se exigen en la Ley para su creación. Y adicionalmente, los enclaves que se han conseguido poner en marcha han tenido una duración de tiempo corta, porque el mantener a lo largo de varios meses los requisitos exigidos es una tarea complicada para los Centros Especiales de Empleo.

Por otro lado, las empresas con más de 50 trabajadores están obligadas a contratar en sus plantillas un mínimo del 2% de personal discapacitado. Esta modalidad les permite cumplir con la ley de una forma sencilla y sin tener que afrontar ninguna inversión.

Además los Centros Especiales de Empleo se encargan de formar a los trabajadores con discapacidad y garantizar su integración en la empresa a través de un seguimiento personalizado.

Sin embargo, y pese a las evidentes ventajas que presenta para las empresas, el enclave laboral sigue siendo una herramienta prácticamente desconocida para muchas empresas españolas. 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Empleos interesantes para personas con discapacidad

.

La búsqueda de empleo no es un proceso fácil para nadie, y mucho menos para las personas con discapacidad. Sin embargo tener limitadas ciertas capacidades no significa en absoluto carecer de las habilidades necesarias para desempeñar con eficacia un puesto de trabajo. En algunos casos incluso puede afirmarse todo lo contrario. Las personas con discapacidad suelen realizar sus tareas con un alto grado de responsabilidad, motivación y afán de superación. Por regla general son personas entregadas a su trabajo y son unos excelentes compañeros. Por esa razón, cada vez son más las empresas que contratan a personas con discapacidad para confeccionar sus plantillas. Lo importante es conocer las características de cada discapacidad y seleccionar a las personas más adecuadas para cada puesto de trabajo. En primer lugar es importante establecer una diferenciación entre cuatro tipos de discapacidad: física, intelectual, sensorial, y psíquica.

Empleos para personas con discapacidad física

Los empleos destinados para las personas con discapacidad física no deben exigir sobreesfuerzos ni levantar peso. Las personas con discapacidad física son muy comunicativas y realizan con eficacia las tareas encomendadas. Su discapacidad no afecta a nivel cognitivo y por ese motivo muchos de ellos cuentan con una formación académica de primer nivel y pueden postularse incluso para puestos de máxima responsabilidad. A continuación citamos algunos puestos de trabajo que son muy interesantes para estas personas.

Teleoperador/a
Los operadores de venta telefónica son un puesto muy demandado para la implementación de campañas de telemarketing. Las personas con discapacidad física son muy eficaces en estas tareas, aportando además a las empresas un plus de humanidad y mejorando la imagen de la compañía.

Administrativo/a
Es un trabajo muy demandado a pesar de la crisis. Se valoran aptitudes muy frecuentes en las personas con discapacidad física, como el trabajo en equipo, la motivación y las dotes comunicativas. Deben encargarse, entre otras muchas tareas, de la emisión y recepción de facturas, albaranes y pedidos, gestión de nóminas y contabilidad.

Gestor/a de cobros
La morosidad se ha acentuado con la crisis económica y eso ha incrementado la demanda de estos profesionales cuya función principal es garantizar el cobro de impagos. Las habilidades sociales de los trabajadores con discapacidad física les convierten en unos negociadores muy eficaces para este tipo de tareas, donde la asertividad y la comprensión son esenciales.

Empleos para personas con discapacidad intelectual

Las empresas que contratan personas con discapacidad intelectual suelen coincidir en que reúnen dos cualidades: son metódicas y constantes. Cuando aprenden una rutina la realizan con eficacia y sin errores, demostrando un nivel de concentración y dedicación que suele superar a las personas que no tienen ninguna discapacidad intelectual.

Operario/a de limpieza
Es un puesto que siempre es demandado y que no requiere una formación específica. Sus funciones son repetitivas y sencillas y se centran en la limpieza de oficinas e instalaciones. Las personas con discapacidad intelectual suelen ser más productivas para este puesto que la mayoría de las personas sin discapacidad intelectual.

Jardinero/a
La mayor concienciación por el cuidado del medio ambiente ha provocado que cada vez más empresas y comunidades de propietarios contraten los servicios de profesionales que velen por sus espacios naturales. Las personas con discapacidad intelectual son muy cuidadosas y eficientes a la hora de cuidar jardines. Asimismo, las vendimias y las campañas de recogida hortofrutícola demandan en ciertas épocas del año muchos puestos de trabajo.

Reponedor/a
El reponedor es el encargado de mantener llenas las estanterías de los supermercados y sus tareas son muy fáciles de aprender. Además debe mantener ordenados los almacenes donde se guardan los productos. Las personas con discapacidad intelectual que realizan estas tareas trabajan muy motivadas porque perciben su labor como muy importante para el éxito de la empresa.

Ordenanza
Gestiona el correo diario, reparte la valija interna y realiza diversas tareas administrativas. También suele acudir a diferentes puntos de destino para entregar o recoger documentación. Es un puesto de trabajo que no requiere una formación específica y puede ser realizado con eficacia por personas con discapacidad intelectual.

Empleos para personas con discapacidad sensorial

Locutor/a de radio (Discapacidad visual)
Las personas invidentes y con una formación adecuada suelen ser excelentes locutores de radio al aprovechar al máximo el lenguaje auditivo.

Técnico/a de sonido (Discapacidad visual)
Las personas invidentes tienen muy desarrollado el sentido del oído y con la formación técnica necesaria pueden desempeñar con una gran habilidad tareas de técnico de sonido en estudios de sonido o emisoras de radio.

Fotógrafo/a (Discapacidad auditiva)
Las personas sordas han desarrollado ampliamente el sentido de la vista y desempeñan con habilidad numerosas tareas asociadas a ese sentido, como por ejemplo, la fotografía.

Empleos para personas con discapacidad psíquica

La discapacidad psíquica afecta sobre todo a la estabilidad emocional de las personas que la padecen, pero con un tratamiento adecuado puede controlarse y pasar totalmente inadvertida. Estas personas no deben asumir tareas que puedan provocar estrés o que exijan un ritmo de trabajo muy acelerado.

Mozo/a preparación de pedidos
Las numerosas plataformas de logística que existen por toda España buscan con frecuencia este perfil para cubrir sus plantillas, sobre todo en fechas próximas a Navidad, debido al aumento de la producción. Las funciones son sencillas y fáciles de aprender.

Manipulador/a de alimentos
Las tareas de envasado o los puestos de trabajo dentro de cadenas de producción son especialmente recomendables para las personas con discapacidad psíquica. El sector de la alimentación presenta una fuerte demanda de este perfil profesional.

Grabador/a de datos
Es un trabajo muy repetitivo donde rara vez surgen imprevistos y que exige un breve período de adaptación. Con una correcta planificación se trata de un puesto de trabajo muy adecuado para las personas con una discapacidad psíquica.

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Discapacidad y empleo

Una de las premisas más importantes que tenemos en el grupo VIVVA para proceder a la contratación de personas con discapacidad es valorar a dichos candidatos en su globalidad, no entrevistamos discapacitados, sino que entrevistamos a personas con unas capacidades diferentes.

Leer más

Guía de orientación laboral para personas con discapacidad

La inserción laboral de las personas con discapacidad es un reto que la sociedad debe afrontar con soluciones eficaces que superen los prejuicios sociales, la ignorancia y la desconfianza. Las guías de orientación laboral son una herramienta muy útil tanto para las empresas como para las familias y los propios trabajadores con discapacidad, ya que les ofrece asesoramiento y apoyo. El uso de las guías otorga un mayor nivel de autonomía a los trabajadores con discapacidad y facilita su plena integración en las empresas. Son varias las asociaciones y empresas que han publicado guías de orientación laboral y algunas pueden encontrarse en la red, como, por ejemplo, la Guía de Orientación Laboral para familias con hijos e hijas con discapacidad intelectual de la ONG Plena Inclusión o la Guía de Empleo con Apoyo para Familias con Hijos Trabajadores de la Federación Española de Síndrome de Down.

Las Guías suelen estructurarse en tres fases:

  • Información (conocimiento de las diferentes formas de búsqueda de empleo)
  • Planificación (diseño e implementación de un programa diario)
  • Motivación (mantenerse siempre activo y con ilusión)

A las personas con discapacidad, una guía de orientación laboral les permite organizar sus tareas y ver así crecer sus oportunidades de empleo, y a los  empresarios, directivos o empleados, una guía de orientación laboral les ayuda a conocer los pasos a seguir en un proceso de inclusión laboral de personas con discapacidad y les ofrece recursos y herramientas que les resultan muy útiles.

Para las empresas es esencial conocer cómo se realiza un proceso de selección, los modelos de contratos existentes, cómo realizar una prueba de trabajo o cómo evaluar a los candidatos. Para tranquilidad de las compañías, existen empresas como Vivva, en las que realizamos esta labor por ellas y les facilitamos la inclusión laboral de personas con discapacidad en sus plantillas. Si deseas informarte, pincha aquí. Vivva es un Centro Especial de Empleo que ayuda a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad a través de una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación de personal discapacitado.

En el siguiente vídeo, Nieves García, técnica de selección de Vivva, nos habla de su trabajo y de la importancia de la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Para las personas con discapacidad, es esencial conocer lo que buscan las empresas en los candidatos. Enumeramos algunas ideas y recursos que la mayoría de las guías de orientación laboral suelen incluir en sus páginas, y que favorecen el trabajo normalizado de las personas con discapacidad.

Guias-Orientacion-Laboral-discapacidad

1ª Fase: INFORMACIÓN

En esta fase, los interesados deben recurrir a las ofertas de empleo que publican las diferentes organizaciones tanto públicas como privadas. Entre otras alternativas, existen:

  • Servicios públicos de empleo (Comunidades Autónomas y Ayuntamientos)
  • Portales de Empleo en Internet
  • Centros Especiales de Empleo
  • Bolsas de Empleo: sindicatos, asociaciones empresariales, fundaciones, cámaras de comercio
  • Linkedin
  • Programas de TV, como “Aquí hay trabajo” de RTVE, que también ofrece un portal en Internet

2ª Fase: PLANIFICACIÓN

En esta fase hay que decidir las acciones a emprender, empezando por la selección de las ofertas de empleo que se ajustan al perfil de los interesados. Es muy recomendable diseñar un plan semanal de trabajo, aplicando un número fijo de horas diarias y estableciendo unas tareas concretas: redacción de CV y carta de presentación, búsqueda de ofertas, selección de ofertas interesantes, envío de CV, preparación de entrevistas, etc. La disciplina es un aliado insuperable en esta fase y gestionar bien el tiempo y no perder la paciencia también son esenciales para alcanzar los objetivos previstos.

3ª Fase ACCIÓN

Es el momento de poner en práctica las acciones previamente planificadas. La búsqueda de empleo es en sí misma un trabajo y los interesados deben ser muy constantes. En algunos momentos es muy probable que aparezca el desánimo, pero no hay que bajar los brazos.

En esta fase, si es necesario, es conveniente apoyarse en:

  • Un orientador o tutor de alguna entidad especializada
  • Un acompañante o persona de confianza, que apoye en los momentos difíciles y ayude a gestionar situaciones complicadas
  • Buscar momentos de relajación, haciendo ejercicio, paseando, practicando hobbies o charlando con amigos
  • No perder nunca la esperanza

SI estás interesado en ampliar esta información, en Vivva podemos ayudarte. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que atendemos las necesidades profesionales de las personas con algún tipo de discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 Juan Lozano

Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.