10 razones para cumplir la Ley General de Discapacidad

¿Tu empresa debe cumplir la Ley General de Discapacidad? ¿No sabes muy bien en qué consiste y a qué obliga? ¿Y a cuánto ascienden las sanciones si no la cumples? Tranquilo. Este artículo acude en tu ayuda para aclarar todas tus dudas. Te hemos preparado un listado de 10 puntos que te ayudarán a entender la Ley General de Discapacidad y a tomar las decisiones adecuadas.

Para empezar, el nombre completo de la Ley es “Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social” y fue publicada en el BOE el 3 de diciembre de 2013. Para abreviar se la conoce como Ley General de Discapacidad, y muchas personas dan un paso más y la reducen a sus siglas LGD. También hay quien la denomina “antigua LISMI” por ser éste es el nombre de la ley precedente y que estuvo vigente desde 1982 hasta 2013. La Ley General de Discapacidad unifica en un único texto varias leyes que existían hasta el momento de su aprobación: la citada Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI, 1982), la Ley de Igualdad de Oportunidades, No Discriminación y Accesibilidad Universal de las Personas con Discapacidad (LIONDAU, 2003) y la Ley de Infracciones y Sanciones en materia de Igualdad de Oportunidades, No Discriminación y Accesibilidad Universal (2007). Si quieres leer el texto íntegro de la ley, pincha aquí.

 

 

El objetivo de la Ley General de Discapacidad es impulsar medidas que promuevan la igualdad de oportunidades reduciendo los obstáculos y dificultades que impiden a las personas con discapacidad disfrutar de todos los servicios disponibles para toda la población. En concreto, en el ámbito estrictamente empresarial la Ley General de Discapacidad intenta favorecer la contratación de trabajadores con discapacidad en las empresas. Que te quede claro que el espíritu de esta normativa no es la coacción ni la obligación. Todo lo contrario. Para fomentar la inclusión de las personas con discapacidad la Ley ha establecido numerosas ventajas y beneficios fiscales que seguro que te interesan.

 

 

Ahora sigue leyendo. Los siguientes 10 puntos pueden disipar todas tus dudas.

1. Si tu empresa tiene contratados a 50 ó más empleados está obligada a cumplir la Ley

No hay vuelta de hoja. Si la plantilla de tu empresa supera los 50 trabajadores contratados tienes la obligación de cumplir la Ley, y por tanto debes contratar a trabajadores con discapacidad. O acogerte a las medidas alternativas que establece la Ley y de las que te hablaremos más adelante.

2. Debes reservar el 2% de tu plantilla a trabajadores con una discapacidad

¿Cuántos trabajadores estás obligado a contratar? Para cumplir la Ley debes cumplir la llamada cuota de reserva en favor de las personas con discapacidad. Esta cuota está establecida en el 2%. Es decir, el 2% de tu plantilla debe estar formado por trabajadores con discapacidad.

3. La discapacidad debe ser igual o superior al 33%

La Ley establece que la discapacidad de los trabajadores que contrates debe ser igual a superior al 33%. Por supuesto esa discapacidad debe estar reconocida y acreditada en el correspondiente Certificado de Discapacidad (http://vivva.es/certificado-discapacidad-imprescindible-trabajar/)

4. El 81% de las empresas españolas no cumplen esta norma y la mayoría son pymes

Un alto porcentaje de las empresas españolas no cumplen la Ley General de Discapacidad. Se calcula que el porcentaje de estas empresas supera el 81% y la mayoría de ellas son pymes. La principal razón reside en el desconocimiento que existe entre los empresarios a la hora de adaptar e integrar a las personas con discapacidad en el puesto de trabajo.

5. Las multas por no cumplir la Ley General de Discapacidad pueden alcanzar el 1.000.000€

Las sanciones que pueden aplicarse a las empresas que no cumplan la Ley General de Discapacidad pueden ser leves, graves o muy graves, oscilando entre los 301 y 6.000 € en las más leves y entre los 600.000 y 1.000.000 € en las más graves. Además las infracciones más graves acarrearán a la empresa la prohibición de trabajar con la Administración Pública.

 

 

6. El absentismo entre los trabajadores con discapacidad es inferior a la media

Un estudio realizado por Fundación Adecco en 2019 demostró que, en contra de lo que muchas personas piensan, la discapacidad no es un factor que intensifique el absentismo laboral. Todo lo contrario, los trabajadores con discapacidad faltan menos al trabajo.

7. Los trabajadores con discapacidad sufren menos accidentes de trabajo

Los trabajadores con discapacidad presentan muy bajos índices de siniestralidad laboral. Por su condición suelen desarrollar sus actividades bajo las más estrictas normas de seguridad.

8. Tu empresa puede acogerse a medidas alternativas

Si por razones organizativas, productivas, técnicas o económicas, tu empresa tiene dificultades para aplicar la cuota del 2% no te preocupes. Puedes acogerte a unas medidas alternativas (http://vivva.es/medidas-alternativas-ley-discapacidad/) que no implican la contratación de trabajadores con discapacidad. Para ello debes obtener la llamada declaración de Excepcionalidad (http://vivva.es/obtener-certificado-excepcionalidad/).

9. Contribuirás a realizar una gran labor social

Contratando a trabajadores con discapacidad estarás ayudando a personas muy capaces y entusiastas a mejorar su calidad de vida. Fomentarás su desarrollo personal y les brindarás una oportunidad que sin ninguna duda aprovecharán.

10. Ahorrarás costes al beneficiarte de importantes reducciones y bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social

Para estimular la contratación de personas con discapacidad, la Ley General de Discapacidad contempla para las empresas bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social, beneficios fiscales y subvenciones.

Si después de leer este artículo aún te quedan dudas, ponte en contacto con nosotros. Somos Vivva, un grupo empresarial que integra un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesorar a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *