La discapacidad más grande está en la cabeza

Ángel Rodrigo es un trabajador ejemplar para sus supervisores y compañeros. Cada día demuestra con su dedicación y buen humor que su discapacidad visual no sólo no es un problema a la hora de realizar sus tareas profesionales sino que además es un acicate para ofrecer cada día una versión aún mejor de sí mismo. En esta entrevista Ángel Rodrigo reivindica la productividad de los trabajadores con discapacidad y defiende su papel dentro de las empresas para aumentar la productividad y mejorar el ambiente laboral. Ángel demuestra cada día que discapacidad y empleo son dos palabras que pueden y deben ir siempre juntas. Su afán de superación y su actitud siempre positiva son un estímulo para todos sus compañeros.

En el vídeo que publicamos en este post, Ángel nos habla de sus experiencias diarias en su puesto de trabajo; la relación con sus compañeros y superiores, sus empleos anteriores o sus tareas como limpiador de cristales. También anima a todos los empresarios a contratar trabajadores con discapacidad porque “somos personas muy válidas, incluso más que muchas personas sin discapacidad”.

Ángel está convencido de que “la discapacidad más grande está en la cabeza, porque si tú crees que no vas a ser capaz de hacer algo, seguro que no lo harás”. Sus palabras nos demuestran a todos que con esfuerzo e ilusión todo es posible y que los trabajadores con discapacidad son tan válidos como el que más.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *