El Empleo con apoyo favorece la inclusión laboral de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo

El Empleo con apoyo es una metodología que facilita que las personas con discapacidad, y en concreto las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), encuentren y conserven un empleo, mejorando su independencia y autoestima. Esta metodología, que persigue la incorporación de las personas en un entorno laboral tan competitivo como el actual, y no dentro de un contexto de sobreprotección, presenta numerosas ventajas. Por un lado, al trabajador le garantiza mejores condiciones laborales y salariales, mayor satisfacción personal, aumento de su autoestima, mayor inclusión social, mayor independencia con respecto a la familia; y por otro lado, de cara a fomentar un desarrollo sostenible, a la empresa le permite una notable reducción de costes y una mayor optimización de sus recursos. El Empleo con apoyo facilita a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) el acceso a puestos de trabajo relacionados con sus áreas de competencia y sus intereses, y les proporciona el apoyo individualizado que necesitan para desempeñar las funciones que se les exige en cada puesto. 

En este modelo es absolutamente crucial el perfil de los profesionales que brindan su apoyo a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), ya que deben ser profesionales con un alto nivel de especialización y con una visión claramente vocacional. 

Según un estudio realizado por la Confederación Autismo España presentado en mayo de 2018, por lo general, los resultados vocacionales de aquellas personas que participan en empleo protegido antes de optar por el empleo con apoyo son peores, y el coste –económico, social y personal– es más elevado en comparación con el caso de personas con Trastornos del Espectro del Autismo (en adelante, TEA) que desarrollan su trayectoria laboral en el mercado ordinario de trabajo, a través de programas de empleo con apoyo. 

El derecho al empleo de las personas con TEA es un derecho fundamental y está reconocido como un factor clave para influir en la mejora de su calidad de vida, en su desarrollo personal y en su plena integración en la sociedad. Desde finales del siglo XX diferentes organismos de implantación mundial como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han impulsado la puesta en marcha de políticas específicas con el objetivo de facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas con discapacidad, y en concreto, de las personas con TEA, que constituyen un colectivo que presenta una mayor vulnerabilidad y se enfrenta a mayores tasas de desempleo. 

En la actualidad un alto número de mujeres y hombres con TEA se encuentran con serias dificultades para acceder al mercado laboral, aún contando con la cualificación necesaria. Y cuando lo consiguen, suelen encontrarse con unas condiciones laborales precarias, y sin perspectivas de desarrollo profesional, además de con la mirada impregnada de prejuicios de una buena parte de sus compañeros y superiores. 

El modelo de Empleo con Apoyo es una fórmula que intenta paliar esta situación que perjudica a las personas con TEA y ofrece una alternativa al mercado laboral que presenta numerosas ventajas tanto a las empresas como a los trabajadores con Trastorno del Espectro del Autismo.

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *