El teletrabajo, una opción para las empresas que quieren contratar trabajadores con discapacidad

El teletrabajo se presenta como una fórmula muy interesante para incorporar profesionales con discapacidad a las empresas, sobre todo a personas con movilidad reducida. Además de ofrecer a las empresas importantes ventajas (ahorro de costes, aumento de la productividad o reducción de la huella de carbono), el teletrabajo permite a las personas con discapacidad mejorar su calidad de vida, al poder desempeñar sus tareas profesionales en su propio hogar.
Para las empresas, el teletrabajo supone una modalidad laboral que facilita la contratación de personas con discapacidad. Además, durante los últimos años han proliferado las herramientas tecnológicas que permiten trabajar desde el hogar, reduciendo barreras y evitando desplazamientos que ralentizan y encarecen numerosos procesos.
El teletrabajo es sin duda una fórmula que ofrece numerosas ventajas tanto para empresarios como para trabajadores con discapacidad y abre más puertas a su contratación.

 

¿Qué diferencia hay entre el teletrabajo y trabajar en remoto?

El trabajo en remoto implica que el trabajador se encuentra fuera del área geográfica de las oficinas de la empresa. En el teletrabajo, el trabajador puede incluso alternar su presencia en la oficina con jornadas en su casa, ya que suele vivir en el área geográfica de la empresa. En el trabajo en remoto el trabajador puede incluso vivir en otro país o hasta en otro continente. Cualquiera de las dos fórmulas es interesante tanto para el empresario como para el trabajador con discapacidad. En el caso del trabajo en remoto ambas partes deben gestionar en muchos de los casos la diferencia horaria. Cada vez son más las multinacionales que incorporan el trabajo en remoto a sus procesos productivos. Entre ellas figuran American Express, Phillips, Amazon, Xerox o Apple.

 

 

Ventajas del teletrabajo para las empresas inclusivas

El teletrabajo ofrece numerosas ventajas tanto para los empresarios como para los trabajadores con discapacidad. A continuación detallamos algunas de ellas:
1. Aumenta la productividad de los trabajadores con discapacidad
Al no tener que desplazarse y trabajar en un entorno desconocido, muchos trabajadores con discapacidad, sobre todo los que cuentan con una movilidad reducida, pueden optimizar el desempeño de sus tareas. Para la empresa esta situación redunda en un aumento notable de la productividad.

2. Reduce la rotación y el absentismo
El teletrabajo puede ser una modalidad idónea para muchos trabajadores con discapacidad que prefieren trabajar desde su casa. De esta manera suelen reducirse notablemente las horas de absentismo laboral y además estas personas suelen permanecer más tiempo en la empresa.

3. Motiva a los trabajadores
Los trabajadores con discapacidad que escogen la fórmula del teletrabajo para su desempeño profesional suelen realizar sus tareas con un grado extra de motivación. Al trabajar en las condiciones más favorables y cómodas para ellos suelen rendir mucho más.

4. Impulsa el talento de las personas con movilidad reducida
Muchas personas con movilidad reducida cuentan con un talento sobresaliente y una formación de alto nivel. Las empresas lo saben y a muchos les ofrecen trabajar desde sus casas para aprovechar esa fuente de conocimiento y experiencia. También hay profesionales con otro tipo de discapacidad que prefieren trabajar en sus hogares y que también cuentan con una excelente preparación.

5. Ahorra costes estructurales
Al no existir un puesto de trabajo dentro de la empresa, la empresa se ahorra una cantidad considerable en estructura: alquiler, calefacción, aire acondicionado, limpieza, electricidad, etc.

6. Mejora la calidad de vida de los trabajadores
Los trabajadores con discapacidad consideran el teletrabajo una fórmula muy interesante para acceder al mercado laboral. Trabajar en su hogar, rodeado de las condiciones adecuadas para su discapacidad, mejora su calidad de vida y le permite rendir al máximo en el desempeño de sus tareas profesionales.

7. Reduce la huella de carbono
Las empresas socialmente responsables valoran la modalidad del teletrabajo como una fórmula sostenible que contribuye a reducir la huella ecológica de la empresa sobre el planeta. El teletrabajo favorece la reducción de CO2 al eliminar, por ejemplo, el consumo de combustible en los desplazamientos del trabajador y el consumo de electricidad en la oficina.

 

 

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *