7 prejuicios sobre la contratación de trabajadores con discapacidad

La contratación de trabajadores con discapacidad es una decisión que muchos empresarios deben afrontar en algún momento de su carrera profesional. Unos la acometen porque saben que están obligados a cumplir la Ley General de Discapacidad. Y otros quieren dar un paso más allá y desean contribuir a favorecer la inclusión de un colectivo tan vulnerable como las personas con discapacidad. Sea cual sea la razón, la mayoría de los empresarios han escuchado alguna vez rumores y comentarios que probablemente les estén influyendo en su toma de decisión. Y el caso es que la mayoría son falsos. Vamos a analizarlos uno por uno. 

Leer más

cierre-centros-educacion-especial

En defensa de los centros de educación especial

Estos días muchas voces acreditadas se posicionan en contra de las intenciones del gobierno de aprobar en el Congreso, aprovechando la excepcionalidad que confiere el estado de alarma, su proyecto de ley educativa, la LOMLOE. En concreto, el colectivo de familias con hijos con discapacidad centra sus críticas en la “disposición adicional cuarta”, una parte que alude a la intención de cerrar los centros de educación especial que actualmente existen en España. Esta decisión dejaría desamparados a los niños con discapacidad, que requieren de cuidados específicos durante su etapa escolar. Esta labor tiene que ser desarrollada necesariamente por personal docente especializado, y no por profesorado sin capacitación específica. Sólo así se asegura el pleno desarrollo de los niños con discapacidad durante su ciclo educativo. Por tanto el cierre de los centros de educación especial ocasionaría daños irreparables en el desarrollo de estos niños.

Leer más

El apoyo a las personas con discapacidad intelectual durante el confinamiento

El confinamiento nos ha obligado a todos a permanecer aislados en nuestros hogares. Esta situación es aún más compleja cuando se trata de personas con discapacidad intelectual. Este colectivo se enfrenta cada día, junto con sus familias, a una situación, tan excepcional como desconocida, que supone un auténtico desafío para su bienestar emocional. En la mayoría de los casos, las familias con personas con discapacidad intelectual no pueden prescindir estos días de apoyos que les ayuden a sobrellevar el confinamiento en sus hogares. La crisis del coronavirus nos ha obligado a crear nuevas formas de apoyo que respondan a las actuales necesidades de las familias y que a la vez garanticen la salud y la seguridad de todos los implicados.

Cómo afrontan las personas con discapacidad intelectual y sus familias el confinamiento

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, muchas personas con discapacidad intelectual, al igual que sucede con el resto de la población, han dejado de acudir a sus centros de trabajo. Esta interrupción de sus obligaciones laborales ha causado una paralización de sus rutinas que ha desencadenado una situación complicada en sus entornos familiares. Los hogares son ahora los que deben asumir de forma exclusiva el cuidado de sus familiares con discapacidad intelectual. Sin poder contar con la ayuda, ni de los profesionales que les tutelan durante su jornada laboral, ni de los especialistas que les ofrecen apoyos o tratamientos específicos. Además, no podemos ignorar a las más de 600.000 personas con discapacidad que viven solas en España, que en una situación de aislamiento como la actual, requieren de apoyos específicos. En muchos casos, a las personas con discapacidad intelectual les resulta difícil comprender las razones del confinamiento y a la mayoría les cuesta autorregular su comportamiento. Algunas familias están gestionando esta situación sin los apoyos habituales, pero hay personas con discapacidad intelectual que no pueden prescindir de esos apoyos y necesitan una atención especial por parte de profesionales especializados, que deben personarse en sus hogares. 

Varias organizaciones han puesto en marcha diversas iniciativas para ayudar a las personas con discapacidad y a sus familias durante esta etapa de confinamiento. Por ejemplo la red de organizaciones Plena Inclusión ha desarrollado una app que ofrece información permanente y actualizada sobre el coronavirus. La app se llama “Frente al aislamiento, nos conectamos”, es gratuita y contiene foros de consulta, agenda de actividades online, vídeos sobre protocolos, documentos y noticias.

Las salidas terapéuticas, una necesidad para las personas con discapacidad durante el confinamiento 

Las salidas terapéuticas se convirtieron desde los primeros días del estado de alarma en una incesante petición de las familias de personas con discapacidad intelectual. 

El Ministerio de Sanidad atendió esa petición y ha ido respondiendo a las demandas de este colectivo para regular esta situación. El objetivo era garantizar la plena seguridad jurídica de las personas con discapacidad y sus familias y que no tuvieran que enfrentarse a sanciones. 

Sin embargo, y sobre todo durante los primeros días del confinamiento, se registraron casos de personas que increpaban a las personas con discapacidad y su acompañante durante sus salidas terapéuticas, pese a llevar la correspondiente acreditación (certificado oficial de reconocimiento de discapacidad, prescripción de un profesional sanitario o social, copia de la Instrucción de 19 de marzo de 2020 e informes médicos, psicológicos o sociales complementarios).

Tipos de Apoyo para las personas con discapacidad durante el confinamiento

1.Apoyo telefónico

A través de teléfono, WhatsApp o de plataformas de videollamadas como Skype, Zoom o Teams

2.Apoyo online

Generalmente grupales o de acceso libre, que se ofrecen a través de redes sociales como Facebook o Twitter, o de distintas aplicaciones online

3.Apoyo presencial

Un especialista acude al domicilio a prestar un apoyo directo a algún miembro de la familia

4.Apoyo en casos de emergencia

Asistencia en casos de enfermedad de alguno de los miembros de la familia, hospitalización, etc.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

¿Diversidad funcional o discapacidad?

Diversidad funcional es un término alternativo a “discapacidad” que ha empezado a utilizarse en los últimos años por parte de algunas asociaciones y cuyo objetivo es eliminar las connotaciones negativas que conllevan expresiones como “invalidez”, “minusvalía” o “incapacitación”. Los medios de comunicación, los textos jurídicos y el lenguaje de la calle contribuyen cada día a crear una imagen de este colectivo como personas menos válidas, con la utilización constante de expresiones como “plazas para minusválidos” o “ayudas para personas dependientes”. El término “diversidad funcional” fue acuñado en 2005 por Javier Romañach Cabrero (1962-2018), un activista social e inventor, que a los 28 años sufrió un accidente de tráfico que le provocó una tetraplejia. Romañach utilizó por primera vez el término “diversidad funcional” durante una reunión de la organización internacional “Foro de Vida Independiente”.

 

Un cambio semántico que impulsa una nueva manera de entender la discapacidad

El cambio semántico ha significado también la definición del llamado Modelo de la Diversidad, una nueva propuesta que propone la eliminación del término “personas con discapacidad” para ser sustituido por “personas especiales”. La razón de esta propuesta reside en la idea que se ha ido construyendo en la sociedad sobre las personas con discapacidad basada en que son personas “disminuidas” o “inferiores”. El lenguaje ha contribuido a la discriminación hacia las personas que presentan diferencias físicas o psíquicas derivadas de enfermedades, herencia biogenética o accidentes. Los impulsores de esta iniciativa están convencidos de que el lenguaje es una poderosa herramienta de transformación. Si se cambia el término que describe una realidad, esa realidad también cambiará porque será percibida de otra manera. “Orgullo gay” o “cultura afroamericana” son algunos ejemplos que demuestran que el lenguaje contribuye a acelerar procesos de cambio dentro de nuestra sociedad.

El Modelo de Diversidad Funcional también propone el abandono del término “capacidad” por considerarlo limitativo y discriminatorio. La noción de capacidad presupone que las personas con algún tipo de discapacidad no son personas capaces, y por extensión, esa apreciación distorsionada convierte a estas personas en no aptas para cualquier tipo de tarea, sea cual sea. Sin embargo la diversidad funcional no se limita a una visión binaria de los seres humanos (capacitados y discapacitados) sino plantea un modelo donde tienen cabida por igual todos los seres humanos con independencia de su raza, orientación sexual o religión.

 

La diversidad funcional: resaltar el lado positivo de una realidad humana

En la actualidad el término oficial para referirse a las personas con diversidad funcional es “personas con discapacidad”. Es el término utilizado por la Organización Mundial de la Salud en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud y el que utilizan la mayoría de las asociaciones que representan a este colectivo. En España, entidades como el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) utiliza también el término “discapacidad” e incluso lo prefieren a “diversidad funcional” porque consideran que este último resulta un tanto confuso y no describe la realidad del colectivo y de su movimiento social.

Sin embargo, el término “diversidad funcional” cada día tiene más defensores, que observan en esa nomenclatura una nueva visión no peyorativa y más positiva, porque no se asocia a enfermedades, deficiencias o retrasos.

Además el término “diversidad funcional” no niega la evidencia de que se trata de personas que pertenecen a un colectivo minoritario que realiza algunas de sus funciones de manera distinta a la mayoría de la población.
Sin duda el debate está servido y la irrupción del término “diversidad funcional” viene a insistir en los prejuicios que aún subsisten en nuestra sociedad a la hora de analizar la realidad de un colectivo que sólo en España está formado por casi cuatro millones de personas.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Ocio inclusivo: el ocio para las personas con discapacidad

El ocio inclusivo es el conjunto de actividades destinadas a conseguir que las personas con discapacidad disfruten de su tiempo libre. Tanto la Constitución en su artículo 49 como la Convención de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establecen que el ocio es un derecho para todas las personas con discapacidad.

El ocio inclusivo requiere la implementación de actividades recreativas y lúdicas que puedan ser disfrutadas por todo tipo de personas con discapacidad. Para su correcto desarrollo es necesario garantizar la accesibilidad universal y contar con un equipo de profesionales especializados que puedan organizar y coordinar las actividades satisfaciendo las necesidades de cada persona.
La convivencia y el aprendizaje en grupo benefician a todas las personas con discapacidad y transmiten valores tan fundamentales como la aceptación, el sentido de pertenencia, el respeto, las relaciones personales o la interdependencia.
Nuestra sociedad se caracteriza por el acceso a un ocio generalizado. Soñamos con las próximas vacaciones, nos encanta viajar, disfrutar de la naturaleza, pasear por la montaña, ir al cine, visitar museos o practicar deporte. El ocio forma una parte esencial de nuestras vidas y las personas con discapacidad no son una excepción. El ocio es un derecho fundamental que favorece el desarrollo personal y social de las personas con discapacidad y nadie debe ser privado de ese derecho. Por esa razón el ocio inclusivo es un mecanismo esencial para lograr el bienestar emocional, el desarrollo de las relaciones interpersonales, proporcionar un apoyo a las familias y fomentar la integración de las personas con discapacidad por ejemplo en el ámbito laboral.

 

El ocio inclusivo favorece la integración de los trabajadores con discapacidad

Dentro de las empresas los trabajadores con discapacidad suelen integrarse con mucha facilidad. Su capacidad de adaptación y su alto nivel de motivación les convierten rápidamente en trabajadores ejemplares, disciplinados y muy respetados por sus compañeros. En el ámbito de la empresa, el ocio inclusivo suele ser un medio muy eficaz para favorecer aún más su integración y fortalecer los vínculos entre empresa y trabajadores.

A finales de 2018 el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), publicó los resultados de un estudio titulado “Ocio y Tiempo Libre de las Personas con Discapacidad en la Comunidad de Madrid”. Dicho estudio demostró que los beneficios del ocio inclusivo son numerosos:

  1. Combate el estrés
  2. Permite la rehabilitación física
  3. Puede mejorar la salud y la movilidad
  4. Facilita el aprendizaje y mejora las habilidades sociales
  5. Desarrolla la creatividad
  6. Favorece el crecimiento personal y la autoestima
  7. Previene problemas de aislamiento y depresión
  8. Reduce la distancia física entre las personas con y sin discapacidad
  9. Mejora la empatía
  10. Fomenta la colaboración

Los Centros Especiales de Empleo y las instituciones públicas deben destinar recursos específicos para el desarrollo de actividades dirigidas al ocio inclusivo de los trabajadores con discapacidad. Entre estos recursos podemos destacar mediadores, ayudas técnicas y personas de apoyo. Sin estos recursos el ocio inclusivo no podrá llegar a todas las personas con discapacidad.

 

Ocio inclusivo: aún existen barreras que debemos superar

Sin embargo, en nuestra sociedad todavía existen numerosas barreras que deben romperse para que todas las personas con discapacidad puedan disfrutar del ocio inclusivo. Según el citado estudio de CERMI el 69% de las personas con discapacidad ven limitada su participación en actividades culturales y de ocio debido a la falta de accesibilidad y hasta un 91% afirman que encuentran algún tipo de barrera. Entre las principales barreras que dificultan el ocio inclusivo de las personas con discapacidad los participantes en el estudio destacan: la distancia que han de recorrer para llegar al lugar de realización de las actividades (33%), la falta de confianza en sí mismo o en los demás (31%), las dificultades para acceder o moverse por los edificios (30%), la falta de transporte adecuado (25%) o la falta de conocimiento o información accesible (22%).

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los derechos de las personas con discapacidad

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una iniciativa impulsada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para continuar la agenda de desarrollo planteada tras los Objetivos de Desarrollo del Milenio suscritos en el año 2000. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se establecieron en septiembre de 2015 y fueron adoptados por todos los Estados Miembros para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas del planeta puedan disfrutar de paz y prosperidad en el año 2030.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se estructuran en 17 categorías específicas. Entre ellos, por ejemplo, figuran el Fin de la Pobreza, Hambre Cero, Salud y Bienestar, Educación de Calidad, Igualdad de Género, Agua Limpia y Saneamiento, Trabajo Decente y Crecimiento Económico, Reducción de las Desigualdades o Producción y Consumo Responsable.

Para alcanzar estos objetivos en el año 2030 es necesaria la participación y el compromiso de todo los estamentos sociales: instituciones, gobiernos, empresas, organismos internacionales y ciudadanos. Toda la sociedad en su conjunto debe poner al servicio de esos objetivos su talento, su creatividad, su conocimiento, su tecnología y sus recursos económicos. Sin duda, la causa lo merece.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contemplan 169 metas que cubren una gran diversidad de temas y suponen una profundo compromiso político y global en favor de las personas, el planeta y la prosperidad.

 

 

Las personas con discapacidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible han adquirido en los últimos años una enorme relevancia y ya son millones de personas en todo el mundo las que conocen su existencia. Como no podía ser de otra manera, la discapacidad está presente en la agenda mundial para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La discapacidad, además de ser una cuestión de derechos humanos tal y como establece la Convención de la ONU de 2006 sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, también es un tema que debe integrarse dentro de la estrategia global para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Bajo el principio de “no dejar a nadie atrás” ha empezado a extenderse un modelo de desarrollo sostenible que tiene en cuenta, por un lado, la diversidad de capacidades que existe en la sociedad, y por otro, las diferentes situaciones que puede atravesar una misma persona a lo largo de su vida. En este contexto, es importante resaltar la relación directa que aún existe entre discapacidad y pobreza, o entre la discapacidad y la igualdad de género. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible deben poner el foco en evitar la exclusión social de las personas con discapacidad y en asegurarles una vida digna y un empleo seguro. 

 

 

La Agenda 2030 y los derechos de las personas con discapacidad

En relación al colectivo de las personas con discapacidad, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) presentan una diferencia significativa con respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) fijados en el año 2000. Mientras los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) no hacían referencia a las personas con discapacidad, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos en 2015 sí incluyen a las personas con discapacidad. Esta importante evolución significa que ahora existen iniciativas, proyectos y fondos específicos dirigidos a la mejora de la vida de las personas con discapacidad.

Asimismo es importante destacar que 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) mencionan directamente a las personas con discapacidad y que la Agenda 2030 insiste en “no dejar a nadie atrás” y que está diseñada “para todos”. Si también incluimos a las personas con discapacidad bajo el término “vulnerables” y de manera general al referirse a todas las personas, se puede considerar que al menos 13 ODS incorporarían una alusión directa a la diversidad, igualdad e inclusión de las personas, aunque en su redacción no figure la palabra “discapacidad”.

La discapacidad es sin duda un área de oportunidad para todas las empresas que quieran contribuir a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, asumiendo un compromiso responsable con la sociedad y además gestionando de forma rentable sus negocios.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Los trabajos más adecuados para las personas con discapacidad

Las personas con discapacidad suelen ser personas plenamente capacitadas para el desempeño de tareas dentro de las empresas. Existen numerosos estudios que así lo demuestran. Su progresiva incorporación al mercado laboral es un indicador que prueba que la sociedad, especialmente las empresas, son cada vez más conscientes de las ventajas que ofrece la contratación de trabajadores con discapacidad.
La creciente especialización en este campo también recomienda elegir los puestos de trabajo más adecuados para cada discapacidad. Por ejemplo, las personas con una discapacidad intelectual suelen ser metódicas y constantes, y esa característica les capacita para desarrollar con plenas garantías tareas basadas en una rutina muy concreta. O las personas con una discapacidad visual suelen ser muy eficientes como teleoperadores.
Según el estudio “Empleo y colectivos desfavorecidos” elaborado por la Fundación Adecco, “cuando trabajan las personas con discapacidad ven reforzados valores como la motivación, el afán de superación o la responsabilidad”. Precisamente estas competencias les convierten en trabajadores altamente capacitados para determinados puestos de trabajo.

 

 

Trabajos idóneos para personas con discapacidad intelectual

Las personas que experimentan una discapacidad intelectual suelen ser personas muy metódicas y que se encuentran cómodas ejecutando procesos rutinarios. Aprenden las rutinas con mucha rapidez y su índice de errores es muy bajo, gracias a su alto nivel de concentración. Entre los puestos de trabajo más adecuados para este tipo de discapacidad destacan:

  1. Ordenanza: sus tareas incluyen la apertura y cierre de instalaciones, la atención a los usuarios de una instalación, el control de acceso, gestión de la correspondencia, realizar recados, sacar fotocopias o comunicar anomalías.
  2. Operario de Limpieza: está a cargo de garantizar un ambiente limpio en oficinas, hogares, centros educativos, hospitales, centros comerciales, etc. Debe mantener los espacios ordenados y limpios, desechar la basura y mantener la higiene.
  3.  Reponedor: su trabajo consiste en colocar la mercancía en las estanterías de los supermercados y otros establecimientos comerciales.
  4.  Jardinero: se dedica al cuidado de plantas, como árboles, césped, arbustos o flores. Puede desarrollar su trabajo en un parque, una finca privada, una zona verde de oficinas, unas instalaciones deportivas o una reserva natural.

 

 

Trabajos idóneos para personas con discapacidad física

Las personas con una discapacidad física demuestran sobre todo una gran habilidad para la comunicación y para adaptarse a nuevas situaciones. Los puestos de trabajo que suelen adaptarse mejor a sus características son:

  1. Gestor de cobros: su función consiste en conseguir que las personas que han contraído deudas con una empresa abonen esos importes sin necesidad de iniciar un procedimiento judicial, que siempre es una solución más larga y más costosa.
  2. Administrativo: las tareas que desempeña un administrativo son muy variadas. Suele ser el encargado de tramitar la correspondencia de la empresa, atender llamadas telefónicas, organizar documentos, archivar papeles, etc.
  3. Teleoperador: su trabajo consiste en realizar llamadas telefónicas a clientes o atender llamadas de los clientes que solicitan alguna información.

Trabajos idóneos para personas con discapacidad sensorial

La discapacidad sensorial implica deficiencias visuales o auditivas y suele dificultar el lenguaje y la comunicación. Son personas que alcanzan altos niveles de concentración y que han demostrado grandes habilidades en determinadas tareas y cometidos. Entre los puestos de trabajo más adecuados para ellos figuran:

Si la discapacidad sensorial es visual:

  1. Teleoperador: ya se han descrito sus funciones anteriormente.
  2. Gestor de cobros: idem.
  3. Administrativo: idem.

Si la discapacidad sensorial en auditiva:

  1. Grabador de datos: se encargan de recopilar, organizar, gestionar y actualizar datos e información, introduciéndolos en bases de datos y otros sistemas informáticos.
  2. Operador de limpieza: ya se han descrito sus funciones anteriormente.
  3. Peón de producción: llevan a cabo diversas tareas dentro de una fábrica. Entre ellas, trasladar mercancías, limpiar, cargar y descargar, manejar maquinaria o acciones de embalaje.
  4. Jardinero: ya se han descrito sus funciones anteriormente.

 

Trabajos idóneos para personas con discapacidad orgánica y psíquica

Esta discapacidad afecta a los órganos internos, mientras que la discapacidad psíquica afecta a la estabilidad emocional. Los empleos más adecuados para estas personas deben ser poco estresantes y no deben exigir un ritmo de trabajo muy elevado. Los puestos de trabajo más recomendables para estas personas son:

  1. Manipulador de alimentos: tienen contacto directo con los alimentos y participan durante su preparación, fabricación, elaboración, envasado, almacenamioento, transporte, distribución, venta o suministro.
  2. Mozo preparador de pedidos: identifica mercancías, procede a su etiquetado y gestiona la emisión de albaranes.
  3. Grabador de datos: ya se han descrito sus funciones anteriormente.

 

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

El derecho a la integración laboral de las personas con discapacidad

Trabajar es un derecho fundamental que tienen todas las personas con discapacidad. Disponer de un empleo favorece su inclusión social y fomenta el desarrollo de su personalidad. Para las personas con discapacidad el trabajo no constituye un fin en sí mismo, sino que supone un medio muy eficaz para obtener múltiples logros, como el reconocimiento social, una mayor autoconfianza o la independencia económica. Para la mayoría de las personas con discapacidad el trabajo significa un medio de realización personal, que abre numerosas posibilidades y les aporta además un salario que les permite plantearse nuevos horizontes en sus vidas.
Por eso la integración laboral de las personas con discapacidad es un reto fundamental al que deben enfrentarse tanto empresas como instituciones públicas en la carrera hacia la construcción de una sociedad más igualitaria y más justa.
Sin embargo hasta hace unos pocos años las personas con discapacidad se encontraban con barreras insalvables que les impedían acceder al mercado laboral. La falta de una formación específica, la ausencia de un marco legislativo adecuado y el desconocimiento y los prejuicios de muchos empresarios, impedían el acceso de las personas con discapacidad al mercado laboral. Por suerte, en la actualidad, las personas con discapacidad cuentan con numerosos servicios de apoyo y pueden cursar programas de formación profesional que facilitan su acceso al mundo laboral.

 

 

Los derechos de las personas con discapacidad

Tal y como establece la Declaración promulgada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1975 en su artículo VII “Las personas con discapacidad tienen derecho a una seguridad económica y social y a un nivel de vida decente. Tienen derecho, según su capacidad, a conseguir y conservar un trabajo, o a desarrollar una labor útil, productiva y remunerada y a ser miembros de los sindicatos”.
Este derecho fundamental de las personas con discapacidad debe ser defendido por la sociedad en su conjunto y empresas e instituciones públicas deben trabajar en equipo para aumentar las tasas de contratación en busca de una integración plena.
Para la mayoría de las personas con discapacidad, su incorporación a una empresa significa un salto decisivo en sus vidas, aportándoles herramientas que impulsan su desarrollo personal y su integración social. En los siguientes vídeos puedes escuchar los testimonios de varias personas con discapacidad que explican lo que significa para ellos contar un empleo y lo mucho que ha cambiado sus vidas.

 

Ángel Rodrigo

 

Gerardo Gaviola

 

Los efectos de la contratación laboral son tan beneficiosos para las personas con discapacidad y sus entornos familiares que la sociedad en pleno debería incrementar sus esfuerzos para fomentar su contratación. Su bienestar debe ser un objetivo prioritario y además su integración en el mercado laboral aporta importantes ventajas también a los empresarios.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

¿Cómo son los contratos que las empresas suelen firmar con trabajadores con discapacidad?

¿Qué tipo de contratos firman las empresas cuando emplean a trabajadores con discapacidad? ¿Indefinidos? ¿Temporales? ¿En Prácticas?

La contratación de personas con discapacidad es un reto que toda sociedad avanzada debe asumir con responsabilidad. Y tanto las empresas como las instituciones públicas deben trabajar conjuntamente para garantizar el mayor número de contrataciones posible y garantizar así la igualdad de oportunidades.
Las estadísticas de contrataciones recogidas por el Observatorio de las Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) son un excelente indicador para conocer cada año las características de los contratos que las empresas suelen firmar con trabajadores con discapacidad.
Estas estadísticas nos permiten conocer, por ejemplo, el volumen total de contratos específicos realizados a personas con discapacidad, la tasa de variación con respecto al año pasado, el tipo de contrato, la duración o la proporción de población activa.

 

En 2018 se firmaron en total 116.873 contratos a trabajadores con discapacidad

Lo que supone una tasa del 17,9% en relación con el total de la población activa con discapacidad. De todos esos contratos 82.981 fueron suscritos por Centros Especiales de Empleo, y 33.892 por empresas ordinarias. Y de todos ellos, 92.786 fueron temporales, y 23.907 indefinidos.
Si nos centramos en un análisis territorial, Andalucía, Madrid y Cataluña concentran el 47,2 % de las contrataciones realizadas. Sin embargo, si se tiene en cuenta la tasa de contratos por cada 100 personas con discapacidad activas, la proporción es particularmente elevada en en Murcia, La Rioja y Canarias. En el caso de los Centros Especiales de Empleo, la mayor parte de las contrataciones se realizaron en Andalucía, Madrid, Cataluña y País Vasco.
Por otra parte, entre los años 2017 y 2018 el número de contratos específicos a trabajadores con discapacidad se incrementó en un 6,2%, consolidando la tendencia positiva que viene registrándose desde 2013. Sin embargo, la temporalidad en el empleo parece consolidarse, pues este tipo de contratos representan más del 80%.

 

 

 

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

Cómo seleccionar e integrar personal con discapacidad para tu empresa

La contratación de personas con discapacidad, además de ser una cuestión de justicia social, supone también una importante ventaja competitiva para las empresas. Son numerosos los estudios que demuestran que la inclusión de trabajadores con discapacidad es una estrategia empresarial muy rentable. Sin embargo, a la hora de dar el primer paso para incorporar trabajadores con discapacidad en las empresas, muchos empresarios y directivos se frenan pensando que el proceso de selección e integración puede ser arduo y complejo.
En Vivva trabajamos cada día para simplificar ese proceso y ofrecemos a las empresas una amplia gama de servicios que integran desde el asesoramiento legal hasta el acompañamiento en el puesto de trabajo.

 

 

Desde la reunión inicial hasta la selección de candidatos

A continuación te explicamos paso a paso en qué consiste el proceso de selección y contratación de personal con discapacidad que realizamos en Vivva y cuál puede ser la modalidad que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa.

1º. En una primera reunión deberás definirnos con el mayor detalle posible el perfil profesional que necesitas cubrir en tu empresa. Cuanta más información nos proporciones, mejor. Por ejemplo: formación académica, requisitos, capacidades, etc. También especificarnos el rango salarial que tienes previsto ofrecer al candidato

2º. Buscamos en nuestra BBDD los candidatos más adecuados para el perfil que estás buscando. En Vivva contamos con una Base de Datos con una gran cantidad de perfiles de profesionales con discapacidad

3º. Nuestro compromiso con tu empresa es percibir honorarios sólo y exclusivamente si es contratada una persona con discapacidad

4º. Estudiamos el tipo de discapacidad que mejor se ajusta al perfil

5º. Realizamos una preselección en la que intentamos obtener un mínimo de dos o tres candidatos por puesto,

6º. Te presentamos a los candidatos preseleccionados y les acompañamos en la entrevista

 

 

A partir de ahí tu empresa puede elegir entre 2 modelos de colaboración:

Modelo A: La persona seleccionada se incorpora directamente a tu plantilla

En este modelo el trabajador con discapacidad se incorpora directamente a tu empresa. En este caso, tu empresa debe abonar una contraprestación a Vivva por los servicios de selección, que equivale a una mensualidad del salario a percibir por la persona contratada. A partir de ese momento, Vivva finaliza su relación tanto con el trabajador como con tu empresa, salvo que tu empresa deba recurrir a nuestros servicios o necesite gestionar una nueva contratación.

Modelo B: La persona contratada estará físicamente en tu empresa, pero formará parte de la plantilla de Vivva

En este caso el trabajador, aunque desarrolle su actividad dentro de las instalaciones de tu empresa, formará parte de la plantilla de Vivva. Este período puede durar entre 3 y 6 semanas y finalizado ese período tu empresa puede decidir contratarle. Durante ese tiempo personal especializado de Vivva realizará un seguimiento semanal de la adaptación del trabajador a tu empresa, al puesto y a sus compañeros. Además, Vivva estará en permanente comunicación con el responsable de tu empresa asignado al trabajador con el objetivo de garantizar una óptima integración.

En este modelo los honorarios de Vivva se fijan en una cuota mensual relacionada con el salario del trabajador, hasta que tu empresa incorpore finalmente a esa persona con discapacidad a tu plantilla. En el caso de que el trabajador no se adaptase a tu puesto de trabajo, Vivva se compromete a buscarte un nuevo candidato sin coste adicional alguno.

Como puedes comprobar, la selección y contratación de trabajadores con discapacidad no es un proceso complejo, y además puedes contar en todo momento con el asesoramiento de Vivva. Si quieres que te ampliemos esta información, no dudes en contactar con nosotros.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.