Tipos discapacidad empleo

Los tipos de discapacidad en el empleo y sus características

Existen diferentes tipos de discapacidad que todo empresario debería conocer antes de contratar a un trabajador con discapacidad. Para desarrollar una actividad profesional con éxito, la discapacidad no tiene por qué ser un obstáculo. Muchos trabajadores con discapacidad visual o auditiva son excelentes profesionales y son pieza clave en sus empresas. En el caso de las discapacidades intelectuales y psíquicas existen trabajos específicos para los que estas personas están muy dotadas. La contratación de trabajadores con discapacidad ofrece numerosas ventajas a las empresas: mejora el ambiente laboral y aumenta la identificación con los valores de la empresa.

Si bien no hay dos personas en la misma situación, podemos agrupar las discapacidades en cinco categorías. De esta forma, podemos comprender con mayor facilidad las características de cada discapacidad y sus posibilidades de cara a una incorporación laboral.

 

Tipos discapacidad empleo

 

¿Qué es una discapacidad?

Una discapacidad es una condición bajo la cual una persona presenta alguna limitación física, intelectual o sensorial. Sin embargo dicha limitación no tiene por qué afectar ni mucho menos al desempeño profesional. Por eso, si tu empresa se está planteando contratar a trabajadores con discapacidad, es importante que conozcas los tipos de discapacidad que existen y su incidencia en el desarrollo de tareas profesionales.

El origen de una discapacidad puede ser muy diverso, por ejemplo, puede ser genético o provocado por un accidente. Además, la discapacidad se mide por clases y porcentajes, existiendo 5 grados:

  • Grado 1 – Discapacidad nula: la persona puede presentar síntomas o secuelas de un accidente o una enfermedad, pero no hay ninguna dificultad para que realice sus actividades profesionales.
  • Grado 2 – Discapacidad moderada: existen algunas dificultades para el desempeño de sus tareas, pero todas se pueden realizar.
  • Grado 3 – Discapacidad moderada, acompañada de signos, síntomas o secuelas del accidente o enfermedad: hay una disminución importante de la capacidad para realizar las actividades, sin embargo, puede realizar las tareas de autocuidado.
  • Grado 4 – Discapacidad grave: afecta al desarrollo normal de las actividades, incluso las de autocuidado.
  • Grado 5 – Discapacidad muy grave o permanente: imposibilidad de realizar tareas profesionales.

Las personas con discapacidad de grados 1 y 2 están plenamente capacitadas para ejercer cualquier actividad profesional. Es más, en muchas empresas hay trabajadores con estos grados de discapacidad y la mayoría de sus compañeros ni lo saben.

En los casos que lo requieran, con una ayuda adaptada a sus necesidades, los trabajadores se desenvuelven con total autonomía y pueden realizar con éxito las actividades que se les encomienda.

 

Tipos discapacidad empleo

Los tipos de discapacidad

Los empresarios deben ver con optimismo la contratación de trabajadores con discapacidad. Los centros especiales de empleo facilitan tanto el proceso de selección como la adaptación del trabajador a su puesto de trabajo. Asimismo asesoran a la empresa en todo momento para que, además de cumplir con las obligaciones que impone la Ley General de Discapacidad, puedan beneficiarse de numerosas ayudas y subvenciones.

Existen diversos tipos de discapacidad y conocer las características de cada una permitirá al empresario aprovechar al máximo las habilidades en cada caso. Podemos establecer la clasificación en cinco categorías: física, auditiva, intelectual, visual y psíquica.

Discapacidad física

Es la más común de las cinco. Engloba alteraciones corporales que afectan al movimiento o la motricidad. Para los trabajos administrativos no supone ningún problema. Muchos trabajadores con discapacidad física cuentan con una formación especializada y tienen una amplia experiencia en departamentos de Finanzas, Administración, Recursos Humanos o Call Center.

Discapacidad auditiva

Se produce una pérdida total o parcial de la capacidad auditiva. Podemos encontrar individuos sordos o hipoacúsicos. Los primeros poseen una deficiencia total o profunda, lo que les impide percibir sonidos. En cuando a los segundos, su deficiencia es parcial y puede mejorarse con la ayuda de audífonos.

Son trabajadores muy competentes en numerosas actividades. En la era de la digitalización, muchos profesionales se comunican a través de correo electrónico y muchas tareas se ejecutan de forma telemática. Por otra parte, también son personas muy hábiles en el desempeño de tareas que requieren una gran concentración o el trabajo manual.

 

Tipos discapacidad empleo

 

Discapacidad visual

Se produce la pérdida total parcial de la vista en uno o los dos ojos. Existen dos tipos: ceguera y disminución visual. Los trabajadores con discapacidad visual suelen ser muy competentes en el desempeño de numerosas tareas. Si la pérdida de visión es reducida prácticamente pueden ocupar cualquier puesto de trabajo. La pérdida de visión agudiza el resto de sus sentidos, por los que son profesionales especialmente hábiles en actividades como la atención telefónica.

Discapacidad intelectual

En casos leves o moderados, las personas con discapacidad intelectual pueden desempeñar numerosas tareas profesionales. Cada vez son más las personas con síndrome de Down que han terminado una carrera universitaria. Muchas empresas recurren a ellas para realizar tareas de manipulación o que requieran un proceso repetitivo.

Discapacidad psíquica

Con el seguimiento y la atención adecuados, los trabajadores con una discapacidad psíquica pueden ocupar numerosos puestos de trabajo en la empresa. Con la ayuda de los especialistas de los centros especiales de empleo, los trabajadores con una discapacidad psíquica suelen estar muy agradecidos a la empresa y devuelven su agradecimiento con un alto rendimiento.
Si estás pensando en contratar trabajadores para tu empresa, adelante. Las ventajas son evidentes y existen numerosas ayudas y subvenciones. Además los centros especiales de empleo te ofrecerán el asesoramiento que necesitas. Desde el proceso de selección hasta el seguimiento del trabajador en su puesto de trabajo.

En VIVVA orientamos y ayudamos a fomentar el trabajo entre las personas con discapacidad. Además, asesoramos a las empresas que quieran incluir a estas personas de acuerdo a la Ley General de Discapacidad.

 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

El derecho a trabajar de personas con discapacidad

El derecho a trabajar de las personas con discapacidad

El mercado laboral debería ser un mundo lleno de oportunidades para todos. Todas las personas que se encuentren en edad de poder desarrollar una actividad profesional tienen derecho a trabajar. Esto incluye a los trabajadores con discapacidad. Es más, cada vez son más las empresas convencidas de la capacidad que tienen estos trabajadores y que su aportación puede llegar a ser esencial para el crecimiento de su empresa. Leer más

discapacidad-y-tecnologia

Trabajadores con discapacidad y nuevas tecnologías

Los avances tecnológicos siempre han permitido incorporar mejoras en la vida de las personas con discapacidad. Muchos de esos avances han posibilitado que muchas personas con discapacidad hayan podido incorporarse al mercado laboral y puedan desarrollar sus tareas con total normalidad.
Leer más

El impacto del Covid-19 en los trabajadores con discapacidad

El impacto del Covid-19 está siendo dramático en todo el mundo. Ningún país está a salvo y un colectivo tan vulnerable como las personas con discapacidad está sufriendo de forma especial las consecuencias de la pandemia.
Ricardo Vicente es responsable del departamento de RRHH en Vivva Centro Especial de Empleo. Conoce en profundidad los efectos que ha causado el Covid-19 en los trabajadores con discapacidad y en este vídeo nos aporta su experiencia durante este año tan difícil.

Leer más

La necesidad de construir una sociedad inclusiva

Una sociedad inclusiva es aquella que considera que todas las personas tienen los mismos derechos simplemente por su condición de seres humanos. Cuando una sociedad no reconoce el mismo valor a todos sus integrantes se socavan los cimientos básicos de la dignidad y se fomentan la desigualdad y la injusticia. ¿Pero cuáles son los rasgos esenciales de una sociedad inclusiva y por qué debemos trabajar para construirla?

Leer más

¿Qué es un Centro Especial de Empleo?

Un Centro Especial de Empleo (CEE) es una empresa cuya actividad principal consiste en ofrecer a las personas con discapacidad un trabajo productivo y remunerado. La actividad profesional siempre deberá estar adecuada a las características personales del trabajador y tendrá en cuenta su tipo y grado de discapacidad. Gracias a su labor social, los Centros Especiales de Empleo favorecen la integración laboral de las personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo. Y contribuyen a aumentar el bienestar social de las personas con discapacidad y sus familias.

Leer más

7 prejuicios sobre la contratación de trabajadores con discapacidad

La contratación de trabajadores con discapacidad es una decisión que muchos empresarios deben afrontar en algún momento de su carrera profesional. Unos la acometen porque saben que están obligados a cumplir la Ley General de Discapacidad. Y otros quieren dar un paso más allá y desean contribuir a favorecer la inclusión de un colectivo tan vulnerable como las personas con discapacidad. Sea cual sea la razón, la mayoría de los empresarios han escuchado alguna vez rumores y comentarios que probablemente les estén influyendo en su toma de decisión. Y el caso es que la mayoría son falsos. Vamos a analizarlos uno por uno. 

Leer más

cierre-centros-educacion-especial

En defensa de los centros de educación especial

Estos días muchas voces acreditadas se posicionan en contra de las intenciones del gobierno de aprobar en el Congreso, aprovechando la excepcionalidad que confiere el estado de alarma, su proyecto de ley educativa, la LOMLOE. En concreto, el colectivo de familias con hijos con discapacidad centra sus críticas en la “disposición adicional cuarta”, una parte que alude a la intención de cerrar los centros de educación especial que actualmente existen en España. Esta decisión dejaría desamparados a los niños con discapacidad, que requieren de cuidados específicos durante su etapa escolar. Esta labor tiene que ser desarrollada necesariamente por personal docente especializado, y no por profesorado sin capacitación específica. Sólo así se asegura el pleno desarrollo de los niños con discapacidad durante su ciclo educativo. Por tanto el cierre de los centros de educación especial ocasionaría daños irreparables en el desarrollo de estos niños.

Leer más

El apoyo a las personas con discapacidad intelectual durante el confinamiento

El confinamiento nos ha obligado a todos a permanecer aislados en nuestros hogares. Esta situación es aún más compleja cuando se trata de personas con discapacidad intelectual. Este colectivo se enfrenta cada día, junto con sus familias, a una situación, tan excepcional como desconocida, que supone un auténtico desafío para su bienestar emocional. En la mayoría de los casos, las familias con personas con discapacidad intelectual no pueden prescindir estos días de apoyos que les ayuden a sobrellevar el confinamiento en sus hogares. La crisis del coronavirus nos ha obligado a crear nuevas formas de apoyo que respondan a las actuales necesidades de las familias y que a la vez garanticen la salud y la seguridad de todos los implicados.

Cómo afrontan las personas con discapacidad intelectual y sus familias el confinamiento

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, muchas personas con discapacidad intelectual, al igual que sucede con el resto de la población, han dejado de acudir a sus centros de trabajo. Esta interrupción de sus obligaciones laborales ha causado una paralización de sus rutinas que ha desencadenado una situación complicada en sus entornos familiares. Los hogares son ahora los que deben asumir de forma exclusiva el cuidado de sus familiares con discapacidad intelectual. Sin poder contar con la ayuda, ni de los profesionales que les tutelan durante su jornada laboral, ni de los especialistas que les ofrecen apoyos o tratamientos específicos. Además, no podemos ignorar a las más de 600.000 personas con discapacidad que viven solas en España, que en una situación de aislamiento como la actual, requieren de apoyos específicos. En muchos casos, a las personas con discapacidad intelectual les resulta difícil comprender las razones del confinamiento y a la mayoría les cuesta autorregular su comportamiento. Algunas familias están gestionando esta situación sin los apoyos habituales, pero hay personas con discapacidad intelectual que no pueden prescindir de esos apoyos y necesitan una atención especial por parte de profesionales especializados, que deben personarse en sus hogares. 

Varias organizaciones han puesto en marcha diversas iniciativas para ayudar a las personas con discapacidad y a sus familias durante esta etapa de confinamiento. Por ejemplo la red de organizaciones Plena Inclusión ha desarrollado una app que ofrece información permanente y actualizada sobre el coronavirus. La app se llama “Frente al aislamiento, nos conectamos”, es gratuita y contiene foros de consulta, agenda de actividades online, vídeos sobre protocolos, documentos y noticias.

Las salidas terapéuticas, una necesidad para las personas con discapacidad durante el confinamiento 

Las salidas terapéuticas se convirtieron desde los primeros días del estado de alarma en una incesante petición de las familias de personas con discapacidad intelectual. 

El Ministerio de Sanidad atendió esa petición y ha ido respondiendo a las demandas de este colectivo para regular esta situación. El objetivo era garantizar la plena seguridad jurídica de las personas con discapacidad y sus familias y que no tuvieran que enfrentarse a sanciones. 

Sin embargo, y sobre todo durante los primeros días del confinamiento, se registraron casos de personas que increpaban a las personas con discapacidad y su acompañante durante sus salidas terapéuticas, pese a llevar la correspondiente acreditación (certificado oficial de reconocimiento de discapacidad, prescripción de un profesional sanitario o social, copia de la Instrucción de 19 de marzo de 2020 e informes médicos, psicológicos o sociales complementarios).

Tipos de Apoyo para las personas con discapacidad durante el confinamiento

1.Apoyo telefónico

A través de teléfono, WhatsApp o de plataformas de videollamadas como Skype, Zoom o Teams

2.Apoyo online

Generalmente grupales o de acceso libre, que se ofrecen a través de redes sociales como Facebook o Twitter, o de distintas aplicaciones online

3.Apoyo presencial

Un especialista acude al domicilio a prestar un apoyo directo a algún miembro de la familia

4.Apoyo en casos de emergencia

Asistencia en casos de enfermedad de alguno de los miembros de la familia, hospitalización, etc.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

¿Diversidad funcional o discapacidad?

Diversidad funcional es un término alternativo a “discapacidad” que ha empezado a utilizarse en los últimos años por parte de algunas asociaciones y cuyo objetivo es eliminar las connotaciones negativas que conllevan expresiones como “invalidez”, “minusvalía” o “incapacitación”. Los medios de comunicación, los textos jurídicos y el lenguaje de la calle contribuyen cada día a crear una imagen de este colectivo como personas menos válidas, con la utilización constante de expresiones como “plazas para minusválidos” o “ayudas para personas dependientes”. El término “diversidad funcional” fue acuñado en 2005 por Javier Romañach Cabrero (1962-2018), un activista social e inventor, que a los 28 años sufrió un accidente de tráfico que le provocó una tetraplejia. Romañach utilizó por primera vez el término “diversidad funcional” durante una reunión de la organización internacional “Foro de Vida Independiente”.

 

Un cambio semántico que impulsa una nueva manera de entender la discapacidad

El cambio semántico ha significado también la definición del llamado Modelo de la Diversidad, una nueva propuesta que propone la eliminación del término “personas con discapacidad” para ser sustituido por “personas especiales”. La razón de esta propuesta reside en la idea que se ha ido construyendo en la sociedad sobre las personas con discapacidad basada en que son personas “disminuidas” o “inferiores”. El lenguaje ha contribuido a la discriminación hacia las personas que presentan diferencias físicas o psíquicas derivadas de enfermedades, herencia biogenética o accidentes. Los impulsores de esta iniciativa están convencidos de que el lenguaje es una poderosa herramienta de transformación. Si se cambia el término que describe una realidad, esa realidad también cambiará porque será percibida de otra manera. “Orgullo gay” o “cultura afroamericana” son algunos ejemplos que demuestran que el lenguaje contribuye a acelerar procesos de cambio dentro de nuestra sociedad.

El Modelo de Diversidad Funcional también propone el abandono del término “capacidad” por considerarlo limitativo y discriminatorio. La noción de capacidad presupone que las personas con algún tipo de discapacidad no son personas capaces, y por extensión, esa apreciación distorsionada convierte a estas personas en no aptas para cualquier tipo de tarea, sea cual sea. Sin embargo la diversidad funcional no se limita a una visión binaria de los seres humanos (capacitados y discapacitados) sino plantea un modelo donde tienen cabida por igual todos los seres humanos con independencia de su raza, orientación sexual o religión.

 

La diversidad funcional: resaltar el lado positivo de una realidad humana

En la actualidad el término oficial para referirse a las personas con diversidad funcional es “personas con discapacidad”. Es el término utilizado por la Organización Mundial de la Salud en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud y el que utilizan la mayoría de las asociaciones que representan a este colectivo. En España, entidades como el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) utiliza también el término “discapacidad” e incluso lo prefieren a “diversidad funcional” porque consideran que este último resulta un tanto confuso y no describe la realidad del colectivo y de su movimiento social.

Sin embargo, el término “diversidad funcional” cada día tiene más defensores, que observan en esa nomenclatura una nueva visión no peyorativa y más positiva, porque no se asocia a enfermedades, deficiencias o retrasos.

Además el término “diversidad funcional” no niega la evidencia de que se trata de personas que pertenecen a un colectivo minoritario que realiza algunas de sus funciones de manera distinta a la mayoría de la población.
Sin duda el debate está servido y la irrupción del término “diversidad funcional” viene a insistir en los prejuicios que aún subsisten en nuestra sociedad a la hora de analizar la realidad de un colectivo que sólo en España está formado por casi cuatro millones de personas.

Si tu empresa está interesada en contratar personas con discapacidad, las ventajas son numerosas y muy interesantes. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad; y por otro lado, asesoramos a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.