El impacto del Covid-19 en los trabajadores con discapacidad

El impacto del Covid-19 está siendo dramático en todo el mundo. Ningún país está a salvo y un colectivo tan vulnerable como las personas con discapacidad está sufriendo de forma especial las consecuencias de la pandemia.
Ricardo Vicente es responsable del departamento de RRHH en Vivva Centro Especial de Empleo. Conoce en profundidad los efectos que ha causado el Covid-19 en los trabajadores con discapacidad y en este vídeo nos aporta su experiencia durante este año tan difícil.

¿Cómo ha afectado el Covid-19 a la contratación de trabajadores con discapacidad?

El Covid-19 ha afectado de forma muy negativa, como no podía ser de otra manera. Dado que nuestro colectivo, de personas con discapacidad es un colectivo muy vulnerable y ha seguido la misma tendencia que todo el mercado laboral: paralización y destrucción de la actividad económica prácticamente en todos los sectores.

¿Existen datos de la caída del empleo en las personas con discapacidad? 

En el 2019 una de cada cuatro personas con discapacidad tenía empleo. Es decir, un 25%. En el año 2020, con la llegada de la pandemia, se estima que hubo un 32% interanual de pérdida de empleo. Es un dato realmente alarmante sobre la destrucción de empleo y de pérdida de actividad económica.

¿Qué consecuencias puede tener esta caída del empleo en el colectivo de personas con discapacidad?

En primer lugar, tenemos la percepción de las propias personas con discapacidad. Se trata de una percepción negativa en cuanto al empleo. Si siempre es difícil, ahora lo es más. En la actualidad con la destrucción de empleo que está habiendo y la paralización de los mercados, se han visto muy afectadas, por ejemplo, las manufacturas, la producción, la limpieza, los temas de administración… Estos sectores estaban ocupados principalmente por estos trabajadores con discapacidad. Hay una percepción muy negativa de cómo les va a afectar a ellos en su empleabilidad.

 

 

¿Puede ser el teletrabajo una solución para los trabajadores con discapacidad?

Ya existen datos de diferentes consultoras que se han dedicado a realizar encuestas a la población activa. En concreto a la población con discapacidad, donde dicen que hay un 38% de estas personas a las que les va a costar más el acceso al empleo en esta nueva situación. Un 90% de ellos – de ese 38% – dicen que les va a ser prácticamente imposible adaptarse al mercado del teletrabajo. Con lo cual tienen una situación más desfavorecida y tienen una situación en donde su empleabilidad va a ser prácticamente nula.

¿Cómo afecta el Covid-19 en el día a día de un Centro Especial de Empleo?

En un Centro Especial de Empleo hay una cuestión básica a la hora de la integración de las personas con discapacidad: la integración plena, la llamada la inclusión plena, que es la relación interpersonal que se favorece entre los distintos miembros de los equipos.
Con la llegada de la pandemia, estas relaciones interpersonales se han visto muy afectadas. Primero, por las restricciones que han impuesto los propios gobiernos para poder parar o contener la expansión de la pandemia. Y segundo, por el propio miedo al contagio que han cogido los empleados en las relaciones interpersonales, bien por la mascarilla, bien por la distancia de seguridad que nos han impuesto y nos hemos autoimpuesto para poder protegernos del contagio.
Como hemos comentado, la mascarilla y la distancia de seguridad que son básicas para la contención del virus han provocado que en estas relaciones interpersonales, la relación gestual haya sido muy problemática, porque nos ha impedido ver nuestra cara, nuestra sonrisa, nuestro enfado… Y esto ha llevado incluso a situaciones de conflicto en algunos sectores. Conflictos que no han sabido redireccionarse o bien aliviarse.

¿Cómo ha afectado la pandemia en Vivva?

En Vivva no hemos sido ajenos a la crisis del Covid-19. Sin embargo hemos tenido la capacidad de hacer un esfuerzo, tanto empresa como trabajadores, para salvarnos los unos a los otros. Es decir, en Vivva no hemos tenido que llegar a hacer ni un sólo ERTE. Ninguna familia se ha visto afectada. Hemos sido capaces de hacer esfuerzos, por un lado los trabajadores y por otro la empresa, en aquellos momentos donde no había capacidad productiva y no teníamos capacidad de generar trabajo. Pero entre unos y otros hemos conseguido cumplir los tiempos de trabajo y los tiempos de espera en cuanto a descansos, poniendo cada uno de nuestra parte, poniendo vacaciones, regalando días la empresa, haciendo esfuerzos de horas… Todos los trabajadores y la empresa en sí hemos llegado a un único esfuerzo para no tener que entrar en el ERTE, en el que han entrado la mayoría de las empresas. Porque el ERTE es una lacra social. Sí, en muchas empresas han salvado los salarios, pero se reduce la actividad económica. También se reduce el poder adquisitivo, y lleva a algo que es peor, la destrucción mental del trabajador, que no tiene capacidad ni posibilidad de ejercer un empleo retributivo. Tampoco puede tener una ocupación efectiva, y debe estar en casa condenado por la pandemia y sin empleo. Esto a nivel familiar y a nivel personal es una lacra que se sigue viviendo. Pero en Vivva hemos sido capaces de hacer esfuerzos. La palabra “esfuerzo” la tengo que recalcar, Y me gustaría dar las gracias desde aquí a todos los empleados por lo que han hecho y por cómo nos han reforzado y cómo hemos sabido tirar del barco todos a una.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *