Empresas con propósito

Las empresas con propósito: un futuro mejor para todos

El mundo está cambiando a un ritmo de vértigo. El valor de las empresas ya no sólo se mide por su capacidad de generar riqueza, sino por su contribución a la sociedad. Los clientes de hoy exigen a las empresas una nueva forma de actuar. El beneficio ya no debe ser sólo económico, también debe tener una proyección social y medioambiental. Las empresas con propósito van a ser sin duda una pieza clave en el nuevo tablero donde se va a desarrollar un nuevo paradigma más justo y sostenible.

¿Qué es una empresa con propósito?

Las empresas con propósito buscan impactar positivamente en la sociedad y en el planeta. Sus actividades no se centran en generar rentabilidad a sus accionistas, sino que anteponen los intereses de los grupos de interés o stakeholders. Entre estos grupos figuran los trabajadores, los clientes, los proveedores, la localidad donde opera la empresa y por extensión, el medio ambiente. A este nuevo modelo se le conoce con el nombre de Stakeholder Capitalism que suele traducirse como Principio de primacía de los grupos de interés, que pretende sustituir al Shareholder Primacy o Principio de la supremacía del accionista. El Stakeholder Capitalism propone que la rentabilidad que llega finalmente a los accionistas sea una consecuencia de hacer las cosas bien, y no el único objetivo de las organizaciones.

Las empresas con propósito contribuyen al bienestar social, ofreciendo productos y servicios desarrollados de forma responsable y sostenible. En la mayoría de los casos, las empresas con propósito resuelven un problema social o medioambiental. Para los directivos de estas empresas, la actividad empresarial es un vehículo para desarrollar el potencial de las personas.

 

Empresas con propósito

Las empresas con propósito protagonizan la transición hacia una economía más social

Las empresas con propósito están indicando el camino hacia una nueva economía donde prime el bienestar social y medioambiental. En una época marcada por la deshumanización y el crecimiento desmedido, la aparición de las empresas con propósito quizás esté anunciando el nacimiento de una nueva era. Las empresas con propósito están llamadas a liderar un movimiento que nos dirija a una sociedad más inclusiva y responsable.

 

Empresas con propósito

 

Según Simon Sinek, una de las voces más inspiradoras dentro del ámbito empresarial, “todas las organizaciones saben qué hacen y cómo lo hacen, pero muy pocas saben por qué lo hacen”. Simon Sinek ha influido en muchos directivos y empresarios a los que les ha enseñado a empezar por el porqué. El propósito de las empresas hace alusión a la razón de su existencia, les da un sentido y las ofrece una visión a largo plazo.

Las declaraciones de las empresas con propósito contienen palabras y expresiones como “felicidad”, “servicio a los demás”, “la búsqueda de belleza”, “el bien” o “la verdad”. En un mundo cada vez más convulso y donde una parte del sector empresarial se ha labrado una imagen egoísta y desalmada, esta nueva forma de actuación abre una puerta a la esperanza.

 

Empresas con propósito

La cultura organizacional de las empresas con propósito

El propósito de las empresas debe correr por las venas de toda la organización. Los empleados, los clientes, los proveedores y los accionistas tienen que conocer y difundir ese propósito. Todas las personas que formen parte de la empresa, desde el CEO hasta el becario más joven, deben compartir el propósito de la organización y las nuevas personas que se incorporen deben ser reclutadas y seleccionadas con minuciosidad para encajar en ese propósito.

Numerosos estudios demuestran que contar con un propósito es muy rentable. Según un estudio de Journal of Labor Economics, “cuando hay coherencia entre los valores, principios individuales y el propósito empresarial, la productividad es como mínimo un 72% mayor”. Según un estudio de PWC, “el 83% de la Generación Z estadounidense, tiene en cuenta el propósito de una empresa a la hora de decidir dónde trabajar”. Según otro estudio realizado por Deloitte en Estados Unidos, “para el 84% de los Millennials, el propósito en el trabajo diario, es su máxima prioridad en el ámbito laboral”.

Las empresas con propósito parecen llamadas a ser un pilar básico de una nueva economía más social y colaborativa. En Vivva intentamos convertir nuestro propósito en la razón de ser de nuestra actividad empresarial. Queremos mejorar la vida de las personas con discapacidad y para ello trabajamos cada día conectando a las empresas con las personas con discapacidad.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.