7 prejuicios sobre la contratación de trabajadores con discapacidad

La contratación de trabajadores con discapacidad es una decisión que muchos empresarios deben afrontar en algún momento de su carrera profesional. Unos la acometen porque saben que están obligados a cumplir la Ley General de Discapacidad. Y otros quieren dar un paso más allá y desean contribuir a favorecer la inclusión de un colectivo tan vulnerable como las personas con discapacidad. Sea cual sea la razón, la mayoría de los empresarios han escuchado alguna vez rumores y comentarios que probablemente les estén influyendo en su toma de decisión. Y el caso es que la mayoría son falsos. Vamos a analizarlos uno por uno. 

1. Mi empresa no está acondicionada para contratar trabajadores con discapacidad

Muchos empresarios piensan que la contratación de personas con discapacidad requiere en todos los casos de una compleja adaptación del entorno físico. No siempre es así, es más, eso sólo ocurre en contadas ocasiones. Los tipos de discapacidad son muy variados (física, intelectual, psíquica, sensorial, etc.) y en muchos casos no es necesaria ninguna adaptación del espacio para que los trabajadores con discapacidad puedan realizar sus tareas con total normalidad. Además, si se realiza de forma adecuada el proceso de búsqueda y selección para elegir a los candidatos más idóneos, siempre pueden tenerse en cuenta las condiciones de accesibilidad del entorno de la empresa. 

2. Los trabajadores con discapacidad no son productivos

No sólo no es cierto sino que además ocurre justamente lo contrario. Numerosos estudios demuestran que los trabajadores con discapacidad son muy eficientes en el desempeño de sus tareas. Además la capacidad productiva de las empresas suele aumentar con la incorporación de trabajadores con discapacidad, porque suelen mejorar el clima laboral y en muchos casos se convierten en una referencia y una inspiración para sus compañeros. Los trabajadores con discapacidad muestran además una gran lealtad a la empresa, porque se sienten profundamente agradecidos y se esfuerzan al máximo para corresponder a la confianza depositada en ellos.

3. Los trabajadores con discapacidad se ausentan mucho del trabajo

Respecto al temor que puedan albergar muchos empresarios al absentismo de las personas con discapacidad, basta decir que es totalmente infundado. De hecho, un reciente estudio realizado por la Fundación Adecco ha demostrado que el absentismo laboral entre las personas con discapacidad es inferior a la media. En concreto, el porcentaje de trabajadores que presentan una incidencia alta de absentismo se sitúa en el 10,4%, mientras que entre los trabajadores con discapacidad la cifra desciende hasta un 6,3%.

4. Mis clientes se van a sentir incómodos si contrato a personas con discapacidad

La inmensa mayoría de los clientes aceptan de muy buen grado que sus colaboradores cuenten con personas con discapacidad en sus equipos. Además de apoyar este tipo de iniciativas, perciben a la empresa como una organización responsable y con un alto compromiso social. La presencia de trabajadores con discapacidad mejora la imagen de la empresa y para muchos clientes puede suponer un aliciente extra a la hora de elegir nuevos proveedores.

5. Me va a costar mucho dinero contratar a trabajadores con discapacidad

Es rotundamente falso. De hecho, las empresas que contratan trabajadores con discapacidad se benefician de importantes bonificaciones y ventajas fiscales. Todas las empresas pueden beneficiarse de bonificaciones, ventajas fiscales y subvenciones, siempre y cuando ofrezcan a los trabajadores con discapacidad contratos indefinidos y por una duración mínima de tres años. 

6. El proceso de contratación de una persona con discapacidad es largo y complejo

Los Centros Especiales de Empleo – Vivva es un ejemplo – realizan íntegramente el proceso de contratación de las personas con discapacidad: asesoramiento legal, búsqueda de candidatos, selección y contratación final. De esa manera, las empresas pueden delegar todos esos trámites en un Centro Especial de Empleo. La contratación de trabajadores con discapacidad se convierte así en un proceso sencillo cuyo peso recae mayoritariamente sobre los Centros Especiales de Empleo.

7. Si contrato a personas con discapacidad no voy a contar con servicios de apoyo externos 

No es cierto. Los Centros Especiales de Empleo ofrecen a las empresas una amplia gama de servicios de Ajuste Personal y Social, que les ayudan a facilitar la plena integración de los trabajadores con discapacidad en el entorno laboral. Estos servicios se canalizan a través de las llamadas Unidades de Apoyo, que los Centros Especiales de Empleo ponen a disposición de las empresas que contratan trabajadores con discapacidad. Si quieres saber más sobre las funciones de las Unidades de Apoyo de los Centros Especiales de Empleo, lee este artículo.

Si estás pensando en contratar trabajadores con discapacidad, y después de leer este artículo, aún albergas dudas, ponte en contacto con nosotros. Vivva puede asesorarte en todas las fases del proceso de selección y contratación de trabajadores con discapacidad. Somos un Centro Especial de Empleo fundado hace más de 10 años que unimos a empresas con profesionales con discapacidad. Desde Vivva perseguimos dos objetivos: por un lado, orientar, formar y ayudar a buscar empleo a profesionales con discapacidad, y por otro, asesorar a las empresas para que cumplan la Ley General de Discapacidad. 

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *