Discapacidad y empleo

Una de las premisas más importantes que tenemos en el grupo VIVVA para proceder a la contratación de personas con discapacidad es valorar a dichos candidatos en su globalidad, no entrevistamos discapacitados, sino que entrevistamos a personas con unas capacidades diferentes.

Antes de iniciar la entrevista propiamente dicha, hay que conocer las necesidades / aspiraciones de cada uno de los candidatos, y ver si dichas aspiraciones se ajustan a las necesidades del puesto que se oferta en ese momento concreto. En el caso de no ajustarse, los orientaremos hacia otras ofertas que si pueden ser más apropiadas a sus expectativas.

Es importante no hacer valoraciones en función del tipo de discapacidad que presente el candidato, no seremos nosotros los que añadan limitaciones externas a ninguna persona, lo máximo que podemos hacer es valorar junto con ellos si su perfil, independientemente de su capacidad, se ajusta o no a lo ofertado, mediante un análisis de las fortalezas y debilidades que presenta y estudiar sus oportunidades para su desarrollo profesional y personal.

Una vez que hemos estudiado junto con los candidatos sus posibilidades de optar al puesto ofertado, y hemos visto que se adapta a la oferta por conocimientos, capacidades, actitudes y motivación, procedemos a su contratación. Hay casos en los que tenemos que hacer alguna adaptación de puesto por las discapacidades que presentan los candidatos, lo cual se hace siempre que se puede y el puesto lo permite. En el caso de que el candidato no reúna las características que requiere el puesto ofertado, tenemos el compromiso de facilitarle toda la información de la que disponemos sobre  otros puestos de trabajo a los cuales podría optar con mayores garantías de éxito atendiendo a sus características personales.

De lo anteriormente expuesto sacamos como conclusión que no podemos generalizar y hacer una relación causa-efecto entre discapacidad y desarrollo profesional. Nos encontramos con grandes trabajadores dentro de la empresa con diferentes tipos de discapacidades.

A veces vemos que algunas personas, con independencia de su capacidad, les cuesta más tiempo y trabajo el adaptarse a unas nuevas funciones, pero con una buena actitud, con la motivación necesaria y el apoyo de VIVVA, estas situaciones se resuelven fácilmente.

En algunos foros hemos encontrado opiniones para todos los gustos y en algunos casos hasta contradictorias. “Algunos perfiles se adaptan mejor al desempeño laboral que otros”, “las personas con discapacidad psíquica tienen más problemas a la hora de desarrollar el trabajo que los discapacidatos físicos, “los discapacitados físicos presentan unos índices mayores de absentismo laboral” o “los discapacitados sensoriales se adaptan peor al desempeño del trabajo en equipo, y además su absentismo es menor”. Nosotros creemos que se trata de generalizaciones, que además de ser desafortunadas, no se ajustan a la realidad. Nuestra experiencia en Vivva nos demuestra cada día que las personas con discapacidad son trabajadores eficientes y con un alto nivel de implicación y compromiso.

No hay límites insalvables, con una actitud positiva y trabajo duro todos nuestros objetivos se pueden conseguir.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *