Un reto para las empresas: la trasposición de la Directiva Europea de Accesibilidad

La Directiva Europea de Accesibilidad es una legislación muy importante que busca promover la igualdad de oportunidades y la inclusión de todas las personas, incluidas las personas con discapacidad, en los entornos digitales. La transposición de esta directiva a nivel nacional es un paso crucial para garantizar que todas las personas con discapacidad tengan acceso a los servicios y productos digitales. 

Directiva Europea de Accesibilidad, también conocida como Acta Europea de Accesibilidad

El gobierno ha aprobado recientemente un anteproyecto de ley con el que se comienza a hacer efectiva la transposición al ordenamiento jurídico de nuestro país de la Directiva Europea de Accesibilidad, también conocida como Acta Europea de Accesibilidad. Entre las acciones, que a partir de ahora serán más accesibles para las personas con discapacidad, figuran actividades tan frecuentes como el uso de datáfonos para pagos con tarjetas bancarias en tiendas, la compra de entradas para cines y teatros o las reservas de vuelos en portales de viajes. La transposición de la Directiva Europea de Accesibilidad también incluye productos como los terminales de gestión de cuadrantes y turnos, los lectores electrónicos, las máquinas de facturación o los libros electrónicos.

Esta iniciativa constituye uno de los objetivos prioritarios establecidos por el Consejo Europeo para lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad en todo el territorio de la Unión Europea. Para alcanzar este objetivo, la Comisión Europea exige informes periódicos al Consejo de Competitividad, a los que se les otorga un alto valor político para medir la eficacia de los Estados miembros a la hora de implementar las acciones necesarias.

¿En qué consiste la trasposición de la Directiva Europea de Accesibilidad?

La Directiva Europea de Accesibilidad fue adoptada por el Parlamento Europeo en 2016 y su objetivo es establecer un marco común que garantice la accesibilidad de los sitios web, las apps y en general, todos los productos y servicios digitales que se comercializan en los países de la Unión Europea. Su misión fundamental es eliminar las barreras que dificultan el acceso de las personas con discapacidad a las tecnologías de la información.

El término “trasposición” hace alusión a todas las medidas que deben adaptarse en todos los Estados miembros de la Unión Europea para poner en práctica la Directiva Europea de Accesibilidad. Para ello cada uno de los Estados miembros deberán implementar leyes y regulaciones en su territorio que sean coherentes con los estándares establecidos en la Directiva Europea. Esto conlleva la creación o modificación de leyes nacionales con el propósito de garantizar la accesibilidad de los sitios web y las aplicaciones móviles, así como la promoción de la accesibilidad en otros productos y servicios digitales.

 

Aspectos clave de la trasposición de la Directiva Europea de Accesibilidad

En la trasposición de la Directiva Europea de Accesibilidad hay que destacar varios aspectos clave. En primer lugar, es necesario definir criterios claros y específicos de accesibilidad que deban cumplir todas los sitios web y todas las apps. Estos criterios se basan en las llamadas Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web (WCAG) 2.1, establecidas por el World Wide Web Consortium (W3C), un organismo internacional que establece estándares y recomendaciones que aseguran el crecimiento de la World Wide Web a largo plazo.

Los criterios de accesibilidad incluyen variables como la navegación por teclado, el contraste de colores, la disponibilidad de alternativas textuales para contenido no textual (fotografías, ilustraciones) o la compatibilidad con herramientas de tecnologías de asistencia. En segundo lugar, la transposición de la Directiva Europea de Accesibilidad implica la puesta en marcha de mecanismos de supervisión y aplicación que garanticen el cumplimiento de las normativas sobre accesibilidad. Estos mecanismos pueden incluir la designación de autoridades competentes que supervisen el cumplimiento de las normas, así como la implementación de procedimientos de reclamación y sanciones en caso de incumplimiento.Y por último, la trasposición de la Directiva Europea de Accesibilidad también exige la promoción de la accesibilidad en otros productos y servicios digitales, como los servicios de banca online o los terminales de autoservicio.

En resumen, la trasposición de la Directiva Europea de Accesibilidad supone un paso crucial para fomentar la igualdad de oportunidades y la inclusión en el ámbito digital. A través de la adopción de medidas de accesibilidad y la puesta en marcha de mecanismos que garanticen su aplicación, se intenta garantizar a las personas con discapacidad que puedan acceder plenamente a los servicios y productos digitales, fomentando así una sociedad más inclusiva y equitativa en la era digital.

 

Juan Lozano
Convencido de que el único modelo posible de colaboración en nuestra sociedad es aquel que busca un equilibrio para que todas las personas cubran sus propias necesidades, en contra del modelo de la competencia y la obsesión por ganar dinero sin importar cómo se gana. En el año 2007 fundó junto con otros amigos y empresarios el Centro Especial de Empleo Vivva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *